Tenemos una persona en nuestra empresa que está todo el día malmetiendo. La verdad es que no entendemos cómo puede seguir trabajando por su improductividad, pero a nosotros nos hace sentir muy mal y estamos a la defensiva, ¿cómo la aplacamos?

Los compañeros de trabajo tóxicos son aquellos que entorpecen el buen ambiente laboral repercutiendo negativamente en el rendimiento de los empleados y desestabilizando el estado de ánimo de quienes lo sufren.

Antes de enfrentarte a un compañero de estas características, es necesario analizar cuáles son sus conductas y qué es lo que busca lograr con ellas. Si su actitud es reiterada, lo mejor es mantener una charla con él haciéndole ver las consecuencias de sus actos, planteando a su vez buscar soluciones. Si la situación no mejorase, ponlo en conocimiento de un superior demostrando las consecuencias de esta situación con claridad y de manera adulta; la comunicación es esencial en la resolución de conflictos.

Mi consejo: La clave es ser positivo y no caer en el juego del compañero conflictivo. No pierdas el control de tus emociones, piensa con inteligencia y actúa con estrategia.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies