Sánchez presenta su Gobierno, “plural” y en el que habrá “varias voces, pero una misma palabra”

Así lo anunció Sánchez en una rueda de prensa que ofreció en el Palacio de la Moncloa sin periodistas. Imagen de archivo. Foto: Web del PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha explicado este domingo que su nuevo gabinete, el primero de coalición tras la dictadura, será “plural, de coalición” y con “un firme propósito de unidad. Es un Gobierno que se va a nutrir de ideas plurales, pero que va a caminar en una sola dirección; hablará con varias voces, pero siempre con una misma palabra”, ha asegurado.

En su “breve” intervención ante los medios de comunicación ha comenzado expresando un “agradecimiento profundo y sincero” a todos los ministros que “abandonan” el Ejecutivo, entre los que destaca su “extraordinario trabajo”.

Sánchez, que esta mañana ha cumplido con la preceptiva comunicación al Rey sobre los ministros, asegura que “cada etapa política” se reviste de “nuevas circunstancias y exige de nuevos perfiles”. “Esa es la única razón de los relevos”, ha dicho sin mencionar los nombres de los salientes: Dolores Delgado (Justicia), Magdalena Valerio (Trabajo y Seguridad Social), María Luisa Carcedo (Sanidad) y José Guirao (Cultura).

“Todos tienen mi completa y total gratitud por haber contribuido con acierto y total lealtad al proyecto”, ha manifestado el presidente antes de explicar los objetivos que marcarán la hoja de ruta del Ejecutivo que tomará posesión mañana.

El nuevo Gobierno, ha dicho, “se definiría por sus valores, netamente progresistas; su actitud, dialogante; y también por su método, activo, ejecutivo, resuelto”. Será un “Gobierno de acción, ejecutivo, con competencias muy tasadas” y de ahí que se “desgaje”, por ejemplo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

En este sentido, ha explicado que el “método activo, resuelto y ejecutivo se refleja en el número de carteras que -incluyendo las vicepresidencias- pasa de 17 a 22 y que se refleja también en la personalidad de sus titulares”.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la “pluralidad” de su nuevo gabinete, en el que hay militantes de los dos partidos que lo sustentan (PSOE y Unidas Podemos) pero también independientes que afrontarán la tarea de “servir a todos” y trabajarán para hacer de esta la “legislatura del diálogo”. “No hay nada más progresista que dialogar”, ha afirmado.

Al ser la primera coalición tendrá que recorrer “un camino nuevo, que va a servir también de referencia al futuro y que pone a la política española en la misma senda que la política europea, la de la formación de mayorías de Gobierno a través del diálogo, del entendimiento y también de la convivencia de familias políticas distintas”.

En su intervención de casi 10 minutos, Sánchez ha recordado las cinco grandes transformaciones que, a su juicio, precisa la sociedad española y que son las que han fijado la estructura de su nuevo Ejecutivo: crecimiento económico, entendimiento territorial y reto demográfico, justicia social, transformación digital de la economía y transición ecológica justa y plena igualdad de la mujer.

Roces con la oposición

Acompañado en primera fila por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; el jefe de Gabinete de Sánchez, Iván Redondo, y el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, el presidente ha concluido su intervención y mantenido una conversación informal con los periodistas presentes en la sala. En ella ha asegurado que tiene “bastante clara” la estructura de su nuevo Gobierno.

Sostiene que no hay que presuponer “roces” por la llegada de Unidas Podemos al gabinete, aunque sí los habrá con la oposición. Así las cosas, ha explicado la sorpresa causada por la designación de la vicepresidencia cuarta asegurando que el acuerdo cerrado con Pablo Iglesias era únicamente sobre el encaje de su formación en el Gobierno.

Cataluña

De sus palabras se deduce una pronta reunión con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, previa a la configuración de la Mesa de Diálogo acordada con ERC en el acuerdo de legislatura.

Sánchez es consciente de que la situación judicial de Torra “no se va a aclarar hasta más adelante”, hasta que resuelva en última instancia el Tribunal Supremo sobre su inhabilitación.

Esta cita, de la que ha asegurado que todavía no está cerrada la fecha ni si se celebrará en Madrid o Barcelona, se producirá al margen de la ronda que le gustaría hacer con los presidentes autonómicos.

A la hora de explicar la llegada de ministros como Carolina Darias a Política Territorial, Sánchez ha trasladado que este Ministerio requiere de alguien que controle la situación de las autonomías porque “va más allá” de la clave catalana. La conversación le ha llevado a reconocer que Cataluña “lo llevaré yo”, y también la vicepresidenta Calvo, así como el nuevo titular de Justicia, Juan Carlos Campo; y Salvador Illa, el secretario de Organización del PSC, cuya incorporación al gabinete “es mucho más que Sanidad, porque es peso político específico”.

El conflicto catalán marcará parte de la agenda de este Ejecutivo porque “esta será la legislatura del diálogo. Debe ser la legislatura del diálogo, del diálogo social, del diálogo territorial y también diría del diálogo generacional. Los ciudadanos nos están reclamando a los políticos una España de moderación y no una España de crispación”.

“Una España que construye puentes de colaboración y no una España de vetos y rupturas. Hemos tenido muchas durante estos últimos años. Una España de convivencia y no una España de discordia o de sobreexcitación. Nos piden una España cimentada en el acuerdo y no una España abonada al insulto y a la descalificación”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón suspende las acampadas de verano y apuesta por colonias urbanas sin pernocta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies