La DPT concluye su plan de emergencias para caminos rurales con actuaciones en casi 50 localidades

El Plan ha contado con una inversión de 315.000 euros

La Diputación de Teruel ha concluido el plan de emergencias para caminos rurales realizado en colaboración con la empresa pública Tragsa, tras actuar en un total de 37 pueblos y once barrios de la provincia, en los que se han invertido 315.000 euros. El diputado delegado de Caminos Rurales, José Sancho, se ha mostrado satisfecho con el trabajo realizado gracias a este plan que “ha supuesto un importante impulso para el mantenimiento de estas vías”.

Este plan ha permitido realizar trabajos de mejora en caminos en los que no se había podido actuar en los últimos años, según explica Sancho, para intentar alcanzar el objetivo de que todos los caminos puedan contar con un trabajo de mantenimiento cada dos años.

Con estos trabajos la Diputación ha intervenido en municipios en los que hacía más de tres años que no se actuaba y aquellos que tenían más urgencia puesto que estaban en mal estado. Los trabajos de este plan han supuesto un importante esfuerzo económico y de personal puesto que han supuesto acometer en alrededor de dos meses una tarea que, con equipos propios de la Diputación costaría en torno a dos años llevar a cabo.

Este plan extraordinario y urgente ha sido posible gracias a la colaboración de la empresa pública Tragsa, que ha aportado a través de contratos con empresas locales un refuerzo especial de maquinaria. En total se han desplegado cinco equipos propios de la Diputación de Teruel y otros doce que aporta Tragsa, compuestos cada uno por una máquina niveladora y un rodillo compactador.

Además, también se han dispuesto tres equipos de carga y movimiento de tierra, con una máquina retrogiratoria y un camión. A ello se suma el despliegue de un equipo con trituradora de vegetación apoyado con personal para la limpieza manual de dicha vegetación.

Los trabajos han sido de nivelación y compactación, y la limpieza de cunetas y tratamientos de márgenes se ha realizado en pistas o caminos vecinales con firmes compuestos por hormigón o tratamientos superficiales que sirven de comunicación entre localidades, cuyo mal estado hacen difícil el tránsito.

Las inclemencias del tiempo y el estado de algunos de los caminos, que presentaba más deficiencias de las esperadas, han dificultado los trabajos previstos inicialmente pero se irán completando con los medios propios de la Diputación.

A este plan urgente en caminos se ha sumado otro plan específicamente destinado al arreglo de carreteras provinciales, al que se han destinados unos 2,5 millones de euros, y en el que queda pendiente el bacheo de dos tramos de carreteras.

La Diputación aprobó en pleno una modificación de créditos del presupuesto de 2019 que incluía tres millones con los que llegar a los municipios con deficiencias en carreteras de la red provincial y caminos rurales a los que no se había podido llegar con la conservación ordinaria.

Dentro de este presupuesto se incluyeron, como actuaciones más destacadas, la ejecución de las obras de emergencia de la pista de acceso al aparcamiento situado en cota baja de la Estación de esquí de Valdelinares y la reparación de urgencia de blandones con reposición del firme de la carretera TE-V-1008 de Alfambra a Santa Eulalia en toda su longitud.

La ejecución de este plan ha sido posible gracias a la reciente entrada de la Diputación de Teruel en el accionariado de la empresa pública Tragsa, firmado con la empresa pública por el presidente de la Diputación, Manuel Rando. La empresa ha contado con las empresas locales para el desarrollo de estos trabajos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies