Los alumnos de Ingeniería se quejan de deficiencias en el sistema de calefacción del Ada Byron

El problema todavía no ha podido ser solucionado. Foto: Unizar

Se ha hecho público con la vuelta de los estudiantes a las aulas tras las vacaciones de Navidad, pero el edificio Ada Byron del Campus Río Ebro lleva sin calefacción desde el 2 de enero. Alumnos y profesores han tenido que ataviarse con ropa de abrigo para soportar los 11 grados de temperatura que se han alcanzado en las instalaciones estos días, mientras los operarios de mantenimiento trabajan en resolver la avería que ha afectado al sistema de calefacción.

Según cuentan los propios alumnos, “la calefacción y el aire acondicionado en este edificio es un show; no es la primera vez que se rompe”. El sistema fue desenchufado el día 22 de diciembre y es a la vuelta del año cuando se ha registrado un fallo. Durante la pasada noche no ha sido desconectado para templar las instalaciones tras varios días sin actividad en el campus.

Cientos de alumnos de Ingeniería –hasta 700-  han tenido que ser reubicados desde el martes en los edificios colindantes de Agustín de Betancourt y Torres Quevedo. “Vamos todos con abrigos y bufandas, en las clases es imposible atender, parece un iglú”, señala una estudiante de máster. Añade que algunos profesores han llevado sus propias estufas de casa para poder trabajar en los laboratorios y despachos.

Trabajando en la reparación 

Desde la subdirección de Infraestructuras de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (EINA), su responsable, Enrique Cano, asegura que los edificios se apagan cuando llega Navidad de manera ordinaria y que las facultades son lugares que se quedan muy fríos por su uso estacional, especialmente las del Campus Río Ebro por su ubicación. El frío se acentúa debido a las máximas de entre 0 y 4 grados que se han registrado en Zaragoza estos días festivos.

Cuando se quiso poner en marcha de nuevo el sistema el día 2 de enero ya se detectaron algunos fallos en el edificio Ada Byron. “En el arranque necesitamos máxima potencia en los sistemas de climatización y este martes, cuando comenzaban las clases, se vio que la producción de calor era muy inferior a la requerida en ese momento”, explica Cano.

El problema todavía no ha podido solucionarse, ya que incurren algunos fallos de software, pero tanto desde mantenimiento de la EINA como por parte de las empresas subcontratadas trabajan por seguir aumentando progresivamente la temperatura en las aulas. “Ya no estamos en los 11 o 13 grados de estos días, sino en 17 y, aunque sigue siendo poca temperatura, ya hay profesores que han dado clase”, concreta Cano.

Por ello, se mantiene la previsión de reubicar a los alumnos durante toda la semana y se desconoce si para el próximo lunes la situación se habrá solucionado por completo. Aún así, afirman desde la subdirección de Infraestructuras, muchos profesores han podido trabajar estos días con sus portátiles desde casa y acudir a sus tutorías en lugares habilitados en otros edificios.

Durante los periodos de vacaciones se produce una regulación de horarios de climatización comandada desde la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza para fomentar el ahorro y la sosteniblidad.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Cuatro residencias de Aragón están ya oficialmente recuperadas de casos de Covid-19

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies