La ministra encargada de la transición en Andorra, Teresa Ribera, ocupará una vicepresidencia del Gobierno

En 2008, Ribera dio carpetazo al proyecto de construcción de una autovía que conectase Cuenca y Teruel

El gobierno de Pedro Sánchez, recientemente elegido como presidente en una ajustada investidura, contará con cuatro vicepresidencias. Así se ha conocido este jueves, junto a los nombres que ocuparán dichos cargos. Uno de ellos será para el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, mientras que la hasta ahora ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ocupará otra de ellas, dedicada a la Transición Ecológica y Reto Demográfico. Carmen Calvo y Nadia Calviño ocuparán las dos vicepresidencias restantes.

El Ejecutivo de Sánchez contará así entre sus figuras principales con la ministra que hasta la fecha ha gestionado la situación de la Central Térmica de Andorra, cuyo inminente cierre y la falta de alternativas supondría la pérdida de una elevada cifra de empleos en la localidad turolense. Por este motivo, el próximo sábado se celebrará una manifestación en la zona en señal de protesta, convocada por las sindicatos CCOO y UGT y la Plataforma de Subcontratas bajo el lema “Por tu futuro, por tu territorio. Defiéndelos”.

Además, en 2008, cuando Ribera ostentaba la secretaría de Estado de Cambio Climático, la ahora cuarta vicepresidenta del Gobierno dio carpetazo al proyecto de construcción de una autovía que conectase Cuenca y Teruel, cuyo impulso figura ahora entre las reivindicaciones recogidas en el pacto firmado por Teruel Existe y el PSOE.

Este acuerdo contempla, respecto a la A-40 (Autovía Cuenca-Teruel), que “el Ministerio de Fomento impulsará decididamente la ejecución de este corredor carretero de alta capacidad, de forma coordinada con el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco)”, con el objetivo de, expresan, “encontrar una solución viable funcional, técnica y medioambientalmente para el desarrollo de esta autovía, teniendo en cuenta para ello todos los instrumentos que la legislación vigente permite”.

El acuerdo contiene también un “Pacto de Estado por la repoblación y el reequilibrio territorial”, por el que el equipo de Gobierno se compromete a “negociar con el resto de las formaciones políticas” para su consecución, “con la creación de un Ministerio que se encargue específicamente de abordar este reto de forma consciente, decidida e inmediata”. De esta manera, se materializa la propuesta de la formación encabezada por Tomás Guitarte sobre la creación de un ministerio contra la despoblación, aunque este “Reto Demográfico” queda unido así al medioambiental.

“Dicho Pacto de Estado deberá contemplar, inexcusablemente y entre otros aspectos, un mecanismo estable de financiación, por el que el Estado, (…) destinará cada año de forma finalista y temporal los fondos que acuerden los representantes de la ciudadanía en las Cortes Generales para la dotación y mejora de las infraestructuras de la España Vaciada, sin aumentar la carga impositiva”, recoge el documento firmado por ambas formaciones.

De esta manera, según reza el acuerdo, “se saldaría así, en parte, la tremenda deuda histórica existente con estos territorios”, algo que, según los cargos conocidos hoy, será gestionado por la vicepresidencia que encabeza Ribera.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies