El precio de la vivienda usada sube un 2,2% en Aragón durante 2019

Zaragoza sigue siendo la capital más cara, con 1.606 euros por metro cuadrado

El precio de la vivienda de segunda mano ha experimentado en Aragón una subida del 2,2% durante los últimos doce meses hasta situarse en 1.320 euros por metro cuadrado, según el último informe de precios de idealista. Durante el último año, en todas las provincias de Aragón han aumentado las expectativas de los propietarios: En Teruel los pisos valen un 4% más, mientras en Huesca el aumento ha sido del 3%.

En Zaragoza, en cambio, la subida ha sido de solo el 1,7%, por lo que Huesca se consolida como la provincia más cara de Aragón, donde el metro cuadrado asciende a 1.389 euros; seguida por Zaragoza (1.340 euros por metro cuadrado) y Teruel (892 euros por metro cuadrado). En cuanto a las capitales de provincia, la mayor subida se producido en Huesca, con un incremento del 8,2%, seguida por el 3,1% que han crecido en Zaragoza. En Teruel, por el contrario, cayeron un 1,7% durante el año 2019.

Zaragoza sigue siendo la capital más cara, con 1.606 euros por metro cuadrado, seguida por Huesca (1.308 euros por metro cuadrado) y Teruel (1.140 euros por metro cuadrado). No obstante, la mayor caída de la comunidad se ha producido en Tarazona: un 11,7% menos que el año pasado, mientras que la mayor subida es la registrada en Huesca (8,2%) y Benasque (8,1%). Además, Sallent de Gállego marca el metro cuadrado más exclusivo, que asciende a 3.000 euros, y Gallur el más económico con solo 525 euros.

De acuerdo con el jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, “los datos del informe muestran como las fuertes subidas en el precio de la vivienda usada parecen haber quedado atrás. Sin embargo, no es probable que estemos ante un nuevo ciclo bajista, al menos no de forma global y generalizada”.

“La atomización del mercado provoca que durante los próximos meses sigamos viendo cómo los precios siguen subiendo en los grandes mercados”, ha señalado Encinar, “donde la presión de la demanda sigue siendo superior a la capacidad de la oferta, mientras que en otras zonas de España lo precios se quedarán estancados o con leves oscilaciones al alza o a la baja”.

Es decir, el acceso a la vivienda seguirá marcado por la posibilidad de ahorro de los españoles. Aun teniendo capacidad para afrontar una cuota hipotecaria mensual, la dificultad para el ahorro “aleja a muchos españoles de la posibilidad de acceder a un crédito”, ha indicado el jefe de estudios.

En este sentido, el presente año “ha estado marcado por la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria”, según Encinar. La implantación de los trámites que exige el nuevo texto provocó que durante la primera quincena de junio y los primeros días de julio no fuera posible la firma de ninguna hipoteca en nuestro país, lo que “ha lastrado las estadísticas de hipotecas y compraventas durante todo el final del año”.

“En los próximos meses veremos cómo los indicadores vuelven a la normalidad, aunque es posible que veamos como el crecimiento sigue ralentizándose de manera suave y natural”, ha apuntado Encinar. En todo caso, ha asegurado que 2020 se presenta como un año con más incógnitas que certidumbres para el sector inmobiliario, por lo que habrá que esperar la formación del nuevo gobierno y las primeras medidas en materia de vivienda, “tanto en venta como en alquiler, para saber que derroteros toma el mercado”.

Ritmo lento a nivel nacional 

El precio de la vivienda usada en España marca una subida del 4,6% durante todo 2019, lo que deja el metro cuadrado en 1.763 euros y revela cómo las fuertes subidas de precio parecen haber quedado atrás. De hecho, en el último trimestre el crecimiento fue del 1,6% y en algunas ciudades ya se encuentran precios más económicos que hace 12 meses.

Si se desgranan las Comunidades Autónomas, cinco de ellas han visto cómo sus precios se reducían durante este año, mientras que 31 provincias consiguen cerrar el año en positivo. En la ciudad de Barcelona los precios han experimentado un descenso del 2,5% durante los últimos doce meses, dejando el precio por metro cuadrado en 4.115 euros.

De acuerdo con el dato trimestral, los precios en la ciudad condal han bajado un 2,2% en los últimos tres meses, por lo que siguen un 3,8% más bajos que en el máximo alcanzado en septiembre del año pasado. Mientras, en Madrid, las expectativas de los propietarios crecieron un 1,3%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 3.732 euros.

Los precios en la capital de España están un 2,3% más bajos que el máximo alcanzado el pasado mes de julio. En cambio, en Valencia las expectativas de los propietarios de viviendas en venta aumentaron un 3%, hasta el precio del metro cuadrado en 1.779 euros. La caída acumulada desde el estallido es del 25,5%.

Fuera de la Península, en Palma los precios han crecido un 6,3%, seguida por Málaga (3,6%) y Zaragoza (3,1%). Asimismo, los precios se incrementaron en Bilbao (2,5%) y Valladolid (1,3%). No obstante, Girona lidera las subidas entre las capitales españolas, con un incremento del 15,3%.

Le siguen los propietarios de Santa Cruz de Tenerife, que han aumentado sus expectativas en un 12,9%, y Huesca (8,2%). La mayor caída se ha producido en Ourense (-6,6%), a la que siguen los descensos de Soria (-4,6%) y Cáceres (-3,1%).

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Real Zaragoza afronta su tercera salida consecutiva con la ilusión como remedio al cansancio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies