El año de Amazon

Lambán se refirió a este aterrizaje como "el principal legado para las próximas décadas en Aragón"

Este 2019 será recordado como el de la llegada del gigante estadounidense Amazon a Aragón. Huesca, Villanueva de Gállego y El Burgo de Ebro albergarán tres sedes de Amazon Web Services, una plataforma de servicios de computación en la nube que permitirá situar a la Comunidad como un referente mundial en la economía digital del futuro.

Las cifras hablan por sí solas: una inversión global de hasta 2.000 millones de euros a lo largo de diez años, junto a la generación durante su ejecución de entre 550 y 800 puestos de trabajo de carácter indefinido y a tiempo completo. En total, Amazon adquirirá una superficie total de casi 430.000 metros cuadrados en las tres localidades y se ha comprometido a que el diseño de sus instalaciones será compatible ambientalmente con su entorno y a utilizar energía 100% renovable.

Está previsto que la construcción de los tres centros de datos comience en agosto, gracias, principalmente, a la aprobación de la declaración de Interés Autonómico y General, que permitirá reducir a la mitad los plazos de tramitación administrativa y urbanística, con el objetivo de que su puesta en servicio tenga lugar en 2022. La consejera de Economía, Marta Gastón, destacó el objetivo de que la fecha de arranque de la obra sea prácticamente simultánea, aunque para ello debe producirse una modificación urbanística en el Parque Industrial Aeronáutico de Villanueva. “Hay que hacer modificaciones, pero con colaboración y esta declaración podremos acompasarnos”, señaló.

El Rey Felipe VI avaló personalmente el arranque de la producción del nuevo Corsa

Asimismo, el presidente de Aragón, Javier Lambán, se refería a este aterrizaje como “el principal legado para las próximas décadas en Aragón” en el que están confluyendo departamentos como el de Presidencia, Economía, Industria, Educación, Innovación o Vertebración del Territorio. Una llegada que para el líder del Ejecutivo autonómico será “equiparable” a la de empresas como Opel o Inditex hace varias décadas.

La memoria que la multinacional presentó para acogerse a esta declaración especifica que algunos de los motivos que ha propiciado elegir Aragón radica en una superficie acorde a sus necesidades, las infraestructuras existentes, la distancia entre los tres centros, que permitirá crear un corredor de innovación y nuevas tecnologías en la Comunidad.

Esta nueva Región AWS en Aragón posibilitará a las organizaciones españolas, desde start-ups a grandes empresas, así como al sector público, el acceso a infraestructura en su propio país que les permitan hacer uso de tecnologías avanzadas como análisis o bases de datos, inteligencia artificial, Internet de las Cosas (IoT), aprendizaje automático, servicios móviles o serverless, entre otras, para impulsar la innovación.

El coche eléctrico

Pero el 2019 también ha marcado un antes y un después en la automoción aragonesa. El 7 de octubre, con la presencia del Rey Felipe VI en Figueruelas, salió de la fábrica de Opel el primer modelo de la sexta generación del Corsa, su modelo más emblemático durante los 37 años de vida, y que además tendrá versión 100% eléctrica en los primeros meses de 2020.

Para llegar a este punto han sido necesarios grandes esfuerzos, tanto en los trabajadores como de inversiones en la línea de producción. Ha sido necesario instalar la plataforma multienergía CMP, sobre la que saldrán versiones diesel y eléctrica del mismo modelo y que permitirá adaptarse a las demandas de los clientes.

Y todo ello ha tenido su recompensa. Ha sido un año récord para Figueruelas, superando los 470.000 vehículos fabricados, el segundo mejor dato de su historia, con el que se ha culminado toda la integración dentro del Grupo PSA.

Ahora, el próximo paso está en el lanzamiento de ese Corsa eléctrico. El primer paso será poner en marcha el taller para ensamblar las baterías de estos vehículos. A día de hoy, los módulos de las baterías procedentes de China se están ensamblando en Vigo, que las suministra directamente a la planta zaragozana. Está previsto que en este espacio trabajen unas 60 personas.

Felipe VI pudo conducir uno de los primeros Corsa eléctricos fabricado en Figueruelas

Este taller se enmarca, además, en el plan de inversiones que PSA ha realizado en Figueruelas para modernizar esta fábrica, mejorar su competitividad y adaptarla a las nuevas circunstancias. En total, la compañía va a destinar 250 millones de euros entre 2018 y 2021 en Zaragoza para “no quedar retrasada con respecto al resto de competidores en la fabricación de coches eléctricos”. Para ello, ha contado con una subvención de cuatro millones de euros del Gobierno de Aragón.

La incógnita: Andorra y las Cuencas Mineras

Sin embargo, hay una piedra que se le resiste a los gobiernos autonómico y central: encontrar una solución para Andorra y las Cuencas Mineras. Una vez que parece no haber vuelta atrás para el cierre de la Térmica el 30 de junio de 2020, queda en el aire el futuro de los trabajadores. Endesa ya confirmó que recolocará los 153 empleados en territorio aragonés, pero sigue sin garantizar qué pasará con los alrededor de 400 trabajadores de las subcontratas.

A final de noviembre, en el marco de la Cumbre del Clima de Madrid, Endesa presentó su plan para mantener la actividad en Andorra, con una inversión de 1.487 millones de euros. El proyecto contempla la construcción de 1.725 megavatios (MW) renovables, de los que 1.585 MW corresponderán a la que será la mayor planta solar en construcción en Europa y otros 139 MW tendrán origen eólico. Además, el proyecto contará con un sistema de almacenamiento a gran escala de hasta 159,3 MW.

El Diálogo Social marcará la hoja de ruta del Gobierno de Aragón durante esta legislatura

En este sentido, la Comunidad, y sobre todo las comarcas de Andorra y Cuencas Mineras, están pendientes de la formación de un Gobierno en Moncloa que pueda poner en marcha un plan de transición justa, así como la subasta de los mil megavatios de energía fotovoltaica que sustituirán la potencia de la Térmica. La ministra Teresa Ribera aseguró en octubre que no dará prioridad a Endesa, sino que se los adjudicará la compañía que presente el mejor proyecto en términos de generación de empleo y actividad en el territorio.

El diálogo social, imprescindible

Por otro lado, el inicio de una nueva legislatura dejó claras cuáles iban a ser las principales líneas de la hoja de ruta del cuatripartito para los próximos cuatro años: una estrecha colaboración con las organizaciones empresariales y sindicales por el futuro de Aragón. Así, una de las primeras medidas fue refrendar el Pacto por el Diálogo Social, un completo acuerdo constituido como un pilar fundamental para el crecimiento y el desarrollo socioeconómico de la Comunidad, y que aporta credibilidad y confianza al tejido empresarial y al conjunto de los trabajadores.

Para Lambán, la materialización de este tipo de pactos ha redundado en una paz social y un crecimiento de la economía que, apoyada en los sectores estratégicos de Aragón (automoción, agroalimentación, logística y energías renovables), le permite afrontar en mejores condiciones los efectos negativos derivados de la situación internacional, tales como el Brexit o la crisis entre las principales potencias económicas.

Desde los agentes sociales coincidían en apuntar algunos de los retos más inmediatos que afronta la Comunidad y que precisa de grandes acuerdos, tales como la lucha contra la despoblación y la reforma de la financiación autonómica, para hacer de esta una comunidad más competitiva y que redistribuya mejor los recursos redundado en mejores políticas sociales.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Invirtiendo en solidaridad para “Cuando volvamos”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies