En España crece el paro

Los datos del paro registrado en noviembre confirman que la economía española se encuentra en un proceso de enfriamiento. Ha sido el peor dato en este mes de los últimos tres años, y la afiliación a la Seguridad Social suma la cifra más baja desde 2013. En los últimos cinco meses se ha acumulado un crecimiento negativo del desempleo sin que haya síntomas de que se pueda frenar esta dinámica. Si se analizan aspectos concretos, tanto por sectores como por comunidades autónomas, hay algunos indicadores alarmantes, como el aumento del paro en Cataluña o en los sectores de las empleadas del hogar y agrario. Estos últimos han podido sufrir los efectos indeseados de la subida del Salario Mínimo Interprofesional, los que ha llevado a no pocos de esos trabajadores a la economía sumergida.

Lo grave de estos datos no son solo los indicadores de tendencia. Es la respuesta que el Gobierno de Sánchez ofrece ante esta desaceleración del empleo, con la aplicación de medidas electoralistas y de tufo estatalista, condicionadas por el acuerdo de gobierno con Podemos. Subir el Impuesto de Sociedades, seguir incrementando el Salario Mínimo o derogar algunos aspectos clave de la última reforma laboral agudizaría la destrucción de empleo, lo cual tendría efectos nefastos para las economías familiares y para determinados sectores vulnerables. Convendría que Sánchez escuchase la voz de alarma de los empresarios, que son quienes tienen en sus manos la capacidad real de crear empleo.

José Morales Martín

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies