Aragón ha perdido casi 7.200 autónomos en una década

Las tres provincias han sufrido bajadas significativas

Aragón ha perdido 7.199 autónomos en la última década, desde noviembre de 2009 a noviembre de 2019, pasando de 108.860 autónomos a 101.661, lo que supone un descenso del 6,6%. El conjunto de España, en el mismo periodo analizado, suma 104.851 nuevos autónomos, alcanzando los 3.270.358 según un informe realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, a partir de los datos facilitados por la Seguridad Social.

Las tres provincias aragonesas pierden trabajadores por cuenta propia. Las pérdidas de Teruel (-9,3%) y Huesca (-7,4%) se sitúan por encima de la media regional de descenso (-6,6%), mientras que Zaragoza (-5,8%) se encuentra ligeramente por debajo. Además, existe un contraste entre la evolución por género, ya que el número de autónomos varones cae un 10,3%, las mujeres emprendedoras aumentan un 1,2%.

Los hombres registran bajadas en todas las provincias, siendo en Huesca (-11,4%) y Teruel (-11,3%) quienes acusan un mayor descenso, seguido de Zaragoza (-9,8%). En el caso de las mujeres por cuenta propia, en Teruel es en la única provincia que pierde (-5%) frente a Zaragoza (+2,3%) y Huesca (+1,9%) que registran saldo positivo.

El estudio de ATA analiza la trayectoria del número de autónomos por rama de actividad en Aragón. Según dicho informe, la construcción (-28,7%) y la industria (-22,5%) acusan los mayores descensos, seguido de actividades administrativas (-11,8%), la agricultura (-9,7%) y el comercio (-6,3%). Los sectores que están empujando el autoempleo en la comunidad son la educación (+49,2%), actividades sanitarias (48,6%) y actividades artísticas y de entretenimiento (+43,1%). La información y comunicación (+26,7%) y las actividades profesionales, científicas y técnicas (24,6%) son otras ramas de actividad con crecimiento significativo en Aragón.

Tras conocer estos datos, la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Aragón, Mayte Mazuelas, ha resaltado que la despoblación “ha dejado de ser un problema social para ser un problema económico”. Además, “los sectores tradicionales en Aragón, especialmente la construcción, ha pasado una larga travesía en el desierto estos diez años y los autónomos aragoneses han sabido reconvertirse hacia otros sectores como la educación y las actividades sanitarias”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies