Carlos Mayo y Marta Pintanel triunfan en una colorida y exitosa San Silvestre de Zaragoza

La carrera ha llenado de disfraces el centro de Zaragoza

Ya van 15 ediciones y ninguna absolutamente resulta decepcionante, como tampoco ha sucedido en esta ocasión. La San Silvestre zaragozana ha poblado las calles más céntricas de la capital aragonesa de disfraces y sonrisas, sirviendo como excusa ideal para adelantar la celebración de la Nochevieja. Amigos y familiares no han dudado en calzarse sus zapatillas y, con el buen humor por bandera, han recorrido los cinco kilómetros de esta tradicional carrera celebrada cada 31 de diciembre.

En el plano competitivo han sido pocas las sorpresas que han tenido lugar en la línea de meta, situada en el Coso zaragozano como punto neurálgico de esta ineludible cita. En categoría masculina, Carlos Mayo ha recuperado su lugar en lo más alto del podio sucediendo en el trono a David Palacio, vencedor hace exactamente un año. Lo ha hecho con un tiempo de 13.11, récord de la carrera, y aclamado por los cientos de personas que prefieren ver “los toros desde la barrera”. En segunda posición ha quedado Jesús Olmos, con 13.36.

En categoría femenina, la baja de última hora de Cristina Espejo, ganadora en las últimas cuatro ediciones, ha dado la posibilidad a la zaragozana Marta Pintanel de llevarse esta tradicional prueba, cruzando la meta con un tiempo de 16.11.

Pero, más allá de lo competitivo, la auténtica fiesta la han protagonizado los 4.747 corredores que se han dado cita en Zaragoza para batir el récord de inscritos de esta prueba. O más bien disfrutarla. Se han podido ver disfraces de lo más variado, desde los que apuestan por motivos navideños hasta los superhéroes más aclamados por todos los públicos. Incluso jeques, pantera rosa y Power Rangers, levantando las carcajadas de los presentes, desafiantes al frío de la ciudad del Ebro.

El recorrido ha vuelto a ser el mismo de las dos últimas ediciones debido a las obras en el Mercado Central. Así, los corredores han partido a la altura del Teatro Principal, atravesando el puente de Hierro, el paseo de la Ribera, avenida Cataluña y calles como Valle de Zurita, Caminos del Norte, Martín del Río o Sangüesa Castañosa. Desde ahí, regreso por el puente de Piedra a Echegaray y Caballero para subir por San Vicente de Paúl y regresar a la línea de meta en el Coso.

Siempre solidaria

Otra de las características que van de la mano de la San Silvestre es su marcado carácter solidario. Así, de los 15 euros a los que asciende la inscripción, uno va destinado a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Zaragoza (Afedaz) y otro a la Asociación Parkinson de Aragón, única organización de pacientes de esta enfermedad en la Comunidad.

Teniendo en cuenta que cada año se superan las inscripciones, ambas recibirán una cifra importante para el desarrollo de sus actividades, ayudando a los que más lo necesitan.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El programa de Las Bodas de Isabel 2020 incluye un concierto de Lurte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies