PSOE, ZeC y Podemos-Equo piden una Junta de Portavoces por la “tiranía y despotismo” de Azcón

PSOE, ZeC y Podemos-Equo han criticado el comportamiento de Azcón

El último Pleno del año del Ayuntamiento de Zaragoza acabó con la bancada del Partido Socialista, Zaragoza en Común y Podemos-Equo vacía. Sus concejales abandonaron la sesión después de que el alcalde Jorge Azcón le dijera a la portavoz socialista, Pilar Alegría, que “no tiene ni idea de Zaragoza” y que tenía que tener “personalidad propia”. Este lunes, Azcón se ha reafirmado en sus declaraciones, algo que a Alegría le provoca “bochorno y vergüenza”, tal y como ha manifestado. Eso sí, asegura que eso no le va a “achantar” para seguir trabajando “y proponiendo cuestiones fundamentales para mejorar la vida de los zaragozanos”. Tanto PSOE como ZeC y Podemos-Equo han criticado “la tiranía y el despotismo” de Azcón.

En concreto, el alcalde ha reiterado este lunes que Alegría “tiene que conocer más los problemas de Zaragoza y tener personalidad, porque no es bueno que el PSOE siga haciendo seguidismo de ZeC”. “Si a la señora Alegría le ha sentado mal y se va del Pleno”, ha agregado Azcón, “tiene que hacer una reflexión” y es que el primer edil considera que sus palabras “no son suficientes como para que abandone el Pleno y sus responsabilidades de debatir sobre las cuestiones que afectan a los zaragozanos”, ha defendido.

Tanto PSOE como ZeC y Podemos-Equo han solicitado una Junta de Portavoces extraordinaria para hablar de la “mala utilización” que los tres partidos consideran que está ejerciendo el alcalde sobre el Reglamento Orgánico Municipal. Según esta norma, el alcalde tiene el papel de moderar los plenos, “pero lejos de ello, ha asumido el papel de agitador, porque increpa a la oposición apagándonos los micrófonos y reabriendo debates imposibilitando al resto de grupos a seguir debatiendo”.

Para Alegría, el comportamiento de Azcón es “déspota” y desprende “absolutos tintes machistas”. “Un alcalde tiene que tener reconocimiento por los hechos y por las palabras”, ha subrayado la edil socialista, quien ha apelado a respetar “unos mínimos respecto al resto de los compañeros, a pesar de tener formas de pensar distintas”.

La portavoz socialista ha pedido al alcalde que haga “un buen uso del reglamento, que medie en los debates, que deje de agitarlos y utilizar comportamientos paternalistas, absolutamente déspotas y con tintes machistas”. Alegría ha lamentado también que nadie del equipo de gobierno le haya mostrado palabras de apoyo y que el alcalde no haya reconocido “su equívoco” porque asegura que “se extralimitó en sus comentarios y me faltó el respeto”. “Fueron comentarios fuera de lugar”, ha destacado.

Los tres portavoces han registrado la solicitud de la Junta de Portavoces en torno a las 10.00 horas de este lunes. Una reunión que el Gobierno ha convocado para las 14.30 horas del mismo día. Los tres ediles han criticado que se hayan enterado de la convocatoria a través de los medios de comunicación. “Ese es el respeto que el Gobierno con el que se nos trata a los partidos de la oposición”, ha lamentado Alegría.

El portavoz municipal de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve, ha recordado que en el mismo Pleno del viernes ya le afeó su conducta porque su forma de proceder “deja muy mal lugar a los portavoces de su grupo en los debates, porque parece que no han sabido representar a sus grupos”. Santisteve ha asegurado que el alcalde “ya estaba advertido” de lo que pensaban al respecto “y, a pesar de ello, incidió en su actitud más que provocativa”.

Santisteve tiene claro que se está perfilando una actitud del alcalde “totalmente autoritaria” y eso, ha dicho, “tiene que ver con la falta de transparencia, la autoridad, y la defensa de unos pocos frente al resto de la ciudadanía”. Santisteve también cree que Azcón “no está a la altura de las circunstancias como alcalde” por lo que el gobierno, ha subrayado, “debería tomar medidas inmediatas”.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz municipal de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, quien asegura que Azcón “ya lleva tres o cuatro meses cortando micrófonos y negando el derecho a réplica por alusiones”. Rivarés “era un bronco en la oposición, porque pataleaba, gritaba e interrumpía en todos los plenos” y es un papel “que ahora echa de menos”. “Es un tirano y un maleducado y se le olvida que como alcalde tiene que ser el que modere y pacifique el Pleno”, ha criticado el portavoz de Podemos-Equo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies