El Real Zaragoza y el Huesca buscan reinar en el partido de mayor rivalidad aragonesa

Un gol de Javi Ros dio la victoria al Real Zaragoza en el último partido.

El Alcoraz acogerá este domingo un partido trepidante. El Real Zaragoza y la Sociedad Deportiva Huesca se enfrentan de nuevo por un puesto en la zona más alta de la clasificación de Segunda y no hay un claro favorito. Si bien los de la capital vienen en una dinámica más positiva, los altoaragoneses cuentan con una plantilla confeccionada con más posibilidades que la mayoría, algo que marca diferencias. Además, ambos cuentan con el objetivo de ascender a Primera División.

Precisamente de los objetivos de cada uno ha hablado el entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández. Según ha explicado, el Huesca tiene la obligación de luchar por el ascenso “como consecuencia de un presupuesto”. Es cierto que es uno de los equipos “más poderosos” de la categoría y uno de los rivales a batir. Actualmente duplican a los zaragozanos en ese concepto, y tienen muchos más medios para ganar.

Sin embargo, es diferente a la situación de los blanquillos, que no tienen “obligación presupuestaria”. Sí que cuentan con ella “por una historia difícilmente igualable” en el panorama del fútbol nacional. “Tenemos la obligación de nuestra historia, la de nuestro escudo y la de nuestro prestigio”, ha señalado Víctor. Los oscenses están cumpliendo con las exigencias, y actualmente se encuentran en una envidiable quinta posición.

Por su parte, el Real Zaragoza cuenta con varios factores que pueden condicionar el juego de este fin de semana. En primer lugar se trata de un equipo muy joven, compuesto en su inmensa mayoría por jugadores que no superan los 24 años. Por otra parte, cuenta con “más señas de identidad”, porque hay “muchos aragoneses”. El Huesca también tiene un sello en su forma de jugar, pero no en su plantilla. “Tiene que ser un estímulo de superación, de que queremos ganar porque somos aragoneses”, ha manifestado Víctor. Además, serviría para consolidarse arriba y continuar transmitiendo “buenas sensaciones”.

El entrenador del Huesca, Míchel Sánchez, también va a ir a por la victoria. Busca “seguir haciendo ruido” en la Segunda División y no renunciar a nada. “Queremos ser protagonistas de la categoría”, ha manifestado el técnico altoaragonés. Lo cierto es que cuentan con una muy buena plantilla y con posibilidades de vencer a cualquier rival con amplitud.

Un encuentro de tan altos vuelos, y más entre dos equipos de la misma comunidad, siempre va a ser diferente. Sin embargo, ambos entrenadores han coincidido en que tienen que plantear el encuentro como lo han hecho toda la temporada. Míchel hablaba de “encontrar el equilibrio” entre el aspecto emocional y el táctico y físico, y Víctor ha declarado que van a insistir en el trabajo de toda la campaña. “No va a ser diferente en ese aspecto”, ha sostenido el del barrio Oliver.

Ninguno de los dos tiene una clara etiqueta de favorito, y ambos han renegado de ella. Solo hay un punto de diferencia entre ambas entidades, y el que gane se pondrá por delante en la tabla. La hinchada oscense será vital para ello, y las gradas de El Alcoraz estarán llenas de aficionados locales, ya que únicamente alrededor de 150 zaragocistas, podrán acudir.

El ambiente en el estadio altoaragonés será de absoluta gala, con un campo a rebosar y miles de aficionados que quieren ver ganar a su equipo. Con el cierre de la primera vuelta se podrá valorar cuál de los dos equipos ha hecho una mejor primera mitad de campeonato. Se la juegan Real Zaragoza y Huesca, porque ambos quieren demostrar que pueden estar en lo más alto de la Segunda División española y pelear por el ansiado ascenso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies