El Huesca quiere seguir “haciendo ruido” en Segunda División a costa del Real Zaragoza

Michel quiere llevarse el encuentro ante el Zaragoza

A falta de unas horas para que se dispute el Huesca – Real Zaragoza, el entrenador altoaragonés, Míchel, ha comparecido ante los medios de comunicación. Ahí ha sostenido que su equipo quiere ser “protagonista en Segunda División”. “No nos sentimos superiores a nadie, tenemos la humildad suficiente para reconocer que hay una historia detrás de ese club, pero queremos demostrar que estamos aquí para hacer ruido”, ha comentado haciendo referencia también a los blanquillos.

Con el último encuentro del año y el fin de la primera vuelta, el técnico ha llamado a hacer un “examen de conciencia” para saber lo que se ha hecho bien y lo que hay que mejorar. También quiere que se reflexione, porque el camino en la segunda vuelta debe ser “muy fuerte”. Eso sí, no debe perderse de vista lo bueno.

En el tema emocional, para el partido, Míchel cree que los jugadores deberán meterle pasión, “ese sentimiento de ser un partido de máxima rivalidad”. Es un duelo “entre dos equipos de dos ciudades de la misma comunidad”, y los que estén en el verde deben “afrontarlo como tal”. Eso sí, hay un aspecto táctico en el que el míster ha puesto mucho énfasis y que deben saber llevar. Es en ese equilibrio donde radica “la fórmula para hacer un buen partido”.

Los oscenses venían de sumar dos derrotas consecutivas en Liga y supieron vencer al Laredo en Copa del Rey. El Huesca avanza a una nueva eliminatoria, pero sobre todo con menos necesidad. “Romper esa racha te libera un poco más, afrontamos el partido con la misma ilusión pero las sensaciones son mejores ahora, y es importante”, ha continuado el técnico. Además, no ha querido restarle importancia a ese triunfo porque en Copa “cualquiera te puede eliminar”. Por eso ve al conjunto capacitado para hacer “un buen partido”.

En cuanto al apoyo de los aficionados, ha reconocido que han supuesto “un apoyo incondicional”, por lo que quiere “que siga siendo así”. “Juntos podemos hacer grandes cosas”, ha señalado el entrenador del Huesca. Los altoaragoneses quieren que desde la grada se sientan “orgullosos del equipo”, porque esa es “la base para poder crecer”.

Su visión del Real Zaragoza hace que le tenga mucho respeto, porque lo considera “un equipo muy trabajado deportivamente”. Como ha recordado, ha jugado con varios sistemas, empezando la temporada con dos puntas y ahora con otra fórmula igual de efectiva. Además, arriba está Luis Suárez, que vive en un permanente estado de máximo nivel. El Huesca tratará de ponerle las cosas complicadas, disputarles la pelota, ser intensos, dominar las dos áreas y, en definitiva “ser reconocibles” para ganar el partido.

Para finalizar, Míchel ha destacado que ambos clubes cuentan con efectivos capacitados “para marcar diferencias”, y a lo largo de la temporada “se ha visto”. Confía plenamente en su equipo, en sus jugadores, y solo quiere ahora “que demuestren que son una gran plantilla”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies