El 2019 podría convertirse en el segundo año más cálido de Zaragoza en las últimas décadas

Después de 2014, este año ha sido el más cálido en Zaragoza desde 1961 con 16,7 grados

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha desvelado este miércoles cómo el 2019 podría resultar, si se mantiene la tendencia, el segundo año más caluroso de Zaragoza desde 1961, con 1,1 grados por encima de la media considerada normal. Después de 2014, este año ha registrado 16,7ºC, que responde a fenómenos meteorológicos como la ola de calor que sufrió la capital aragonesa en junio, donde el termómetro llegó a los 44 grados.

Además, el incremento de las temperaturas con respecto a la tendencia normal indica unos niveles cálidos o muy cálidos en gran parte de los meses. En concreto, nueve de los doce meses de 2019 han alcanzado estos niveles, con un incremento que oscila entre 0,7ºC y 1,9ºC más que la media normal. Únicamente enero (6,9ºC) y abril (14,1ºC) han registrado una tendencia normal y solo mayo (17ºC) una fría.

Asimismo, las precipitaciones han alcanzado el 83% del nivel que marca la media como normal, con meses muy secos, como febrero (10%) y octubre (5%), y otros muy húmedos, como noviembre (154%). Es decir, las lluvias han tendido a concentrarse, un comportamiento que se agudiza en Teruel, donde estas solo han llegado al 72% de lo considerado como normal.

Esta diferencia entre meses se refleja en la escasez de meses con una tendencia normal. Solo agosto (68%), octubre (75%) y noviembre (68%) han registrado un nivel acorde, mientras que meses como abril (224%) han resultado muy húmedos con motivo de las lluvias de Semana Santa, y otros, como mayo (18%), muy secos. Por tanto, de no ser por estas descargas de precipitaciones puntuales, los porcentajes habrían sido más inferiores.

Todo lo contrario ocurre, por el momento, en Huesca. La capital oscense mantiene una tendencia de precipitaciones regular, que con un 93% casi alcanza la media normal y ha dispuesto de escasos meses muy húmedos o muy secos, como agosto (259%) o febrero (1%), respectivamente. De igual forma, el incremento de temperaturas ha sido la mitad de leve que en las otras capitales de provincia aragonesas: un 0,4% con climas entre cálidos y fríos.

El delegado territorial de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, ha señalado que estos fenómenos responden al cambio climático, dado que una subida térmica de dos grados un mes o un trimestre puede considerarse aceptable. Sin embargo, “el día que lo tenga un año o una decena es que vamos acercándonos más a que vamos a estar dos grados por encima del nivel preindustrial antes del final de año” en España.

Requena también ha adelantado que, a pesar de que la borrasca Daniel abandone la Península, Elsa propiciará “rachas de viento que pueden superar los 100 kilómetros por hora” y nevadas desde 1.600 metros (cota alta) en Aragón.

El temporal se extenderá desde la tarde de este jueves hasta el mediodía del viernes, pero la Nochebuena y Navidad registrará temperaturas máximas que rozarán los 20 grados.

Aragón registra 1,5 grados más que la temperatura normal en octubre

La comunidad aragonesa tuvo un comportamiento muy cálido durante el mes de octubre, durante el que aumentó 1,5 grados la temperatura con respecto al nivel considerado normal por la Aemet. En especial destacó la provincia de Teruel, en cuya capital se produjo un incremento del 2,1% respecto al nivel normal. Asimismo, Calanda experimentó la mayor subida de temperaturas, con un 2,6% más, mientras que la ciudad de Huesca y Sabiñánigo la menor, de un 0,7%.

Sin embargo, el nivel de precipitaciones fue, en general, normal, aunque por efecto de las temperaturas mediterránea fue muy húmedo en amplias zonas del Sobrarbe, la Ribagirza y La Litera. El porcentaje de precipitación en todo Aragón promedió un 101% con respecto a los valores normales, con un rango que osciló entre el 55% de Alhama de Aragón y el 213% de Tamarite.

Septiembre también fue cálido en la Comunidad, especialmente en el Pirineo oriental, con valores que oscilaron entre los 0,3ºC menos de temperatura en Daroca y 2ºC más en Seira, con un promedio regional de 0,9 grados más que los niveles normales. De igual forma, el clima de septiembre fue seco en Zaragoza y Huesca, pero Teruel resultó húmedo gracias a una DANA, especialmente en Sarrión, con un 236% de lluvias respecto a la tendencia normal.

Precisamente, todo lo contrario a noviembre, donde las temperaturas comportaron un clima frío o normal, con un promedio regional de 0,5 grados menos respecto a la media habitual, y un clima húmedo en general. Sin embargo, el sudeste adquirió un clima muy seco y, el noroeste, extremadamente húmedo, con un porcentaje medio de un 122% más que los valores de referencia.

Calanda arde durante el último trimestre del año

De acuerdo con los datos proporcionados por la Aemet, el Bajo Aragón y, en concreto, Calanda, han registrado un aumento de las temperaturas muy superior al resto de localidades de la Comunidad durante el último trimestre de 2019. En concreto, ha comportado el mayor incremento de octubre (2,6ºC más), de noviembre (1,1ºC más) y casi de septiembre, dado que Seira sufrió un aumento extraordinario de 2ºC más.

No obstante, Requena ha asegurado que todavía es pronto para extraer conclusiones, dado que es necesario un periodo de tiempo más amplio para obtener resultados, aunque ha corroborado que la temperatura de Aragón, al igual que España, está creciendo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies