El Illueca planta cara al Deportivo en una cita histórica pero cae eliminado de la Copa (0-2)

El Illueca estuvo cerca de ganar al Deportivo

Murió en la orilla el Illueca ante el histórico Deportivo de La Coruña. Plantó cara a la perfección a un equipo que cuenta con un presupuesto más que multimillonario. El fútbol es así, y cuando más cerca estaba el gol del Illueca, llegó el del Deportivo. Prácticamente todo el pueblo fue al campo para vivir una cita histórica y alentó en todo momento al humilde que siempre puso contra las cuerdas a los gallegos. El Illueca no ganó el partido, pero sí el reconocimiento de todo Aragón.

Se vestía de gala el Papa Luna de Illueca para recibir a todo un Deportivo de La Coruña. No todos los días llegaba al pueblo zaragozano un histórico del fútbol español. Hora y media antes recibían a los jugadores, aunque el éxtasis se desataba con la salida al campo del equipo local. “Illueca eres el mejor. Illueca te llevo en el corazón” entonaban unos desenfrenados aficionados que alzaban cientos de banderas para dar más color al alegre estadio. Dieron paso a un “no dejes de soñar” que se mezclaba a la perfección con los nervios de una cita histórica.

Sin embargo, la verdadera bomba estallaba en el momento que el colegiado daba comienzo al encuentro. Seguía dándolo todo esa hinchada que quería seguir soñando. Muy difícil era vencer a jugadores como Aketxe, Bergantiños o Eneko Bóveda. El Dépor se mantenía dueño de la pelota, y llegó a generar dos ocasiones de peligro en fuera de juego y un centro que no llegaba a rematar Santos por poco. Pero el Illueca tenía mucho que decir. Llegó a anotar, aunque fue de nuevo anulado por posición antirreglamentaria.

Volvía a hablar sobre el campo con una espectacular jugada de Morales pero, después de centrar, el ataque aragonés no lograba acertar en el remate y el balón se iba alto. Y volvió a jugarla Cavero de maravilla con igual resultado. En el 25 tenía la más clara el Depor, pero el regate al guardameta local se fue por línea de fondo.

El Illueca podía adelantarse, primero en el 35 tras un despiste del guardameta deportivista, Koke Vegas, y después tras un centro que rechazó la zaga vistante. Aguantaba el 0-0 en el marcador, pero la hinchada seguía soñando. Y con motivos para ello. Porque se llegaba con ese resultado al descanso y empezaban a creérselo de verdad. Querían estampar su firma en la historia de Illueca y estaban dispuestos a todo para lograrlo.

No perdían fuelle los locales –jugadores y afición- en el Papa Luna. Ya comenzada la segunda parte generaban peligro. En el 13 tuvieron el gol, pero estuvo soberbio Koke. Y en la jugada siguiente llegaba el de Suárez. Estallaba el campo hasta que vieron una bandera en alto desde la línea de banda que lo anulaba. Volvían a la realidad los aragoneses de la forma más cruel posible.

Entraban Longo y Mollejo cuando Luis César veía que se le escapaba el partido. Seguía de lo más equilibrado, y dentro del campo no se podía adivinar qué equipo era el de Tercera y cuál el de multimillonario presupuesto. Sin embargo, a menos de diez minutos del final, surtió efecto el planteamiento del entrenador coruñés. Penalti para el Deportivo que transformaba Longo y, un minuto después, el delantero Koné ponía el segundo.

Había aguantado de maravilla el Illueca, que se quedó a unos minutos de llegar a una prórroga y, quizá, de eliminar a un campeón de liga. El fútbol, como suele pasar, fue cruel para el humilde, pero nadie podrá borrar de su memoria ese día. El 17 de diciembre de 2019, el Illueca plantó cara y murió peleando ante un histórico del fútbol español.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies