La punta de la crecida pasa por Zaragoza causando mínimas afecciones

Recomiendan a la ciudadanía que sea prudente y no se acerque demasiado a las riberas del río

La punta de la crecida ha pasado por la capital aragonesa y lo ha hecho sin dejar afecciones importantes. La situación, tal y como ha aclarado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, es “de normalidad dentro de la precaución que hay que tener porque el río baja con mucha agua”. En el entorno urbano, lo único reseñable ha sido en la entrada de agua en el Hotel Hiberus, en la zona del parking, y que una de las motas de Movera “filtraba un poco de agua hacia alguno de los campos”. Y es que la previsión para la ciudad era que la punta llegara esta madrugada con un caudal de 1.900 metros cúbicos por segundo, que finalmente se ha quedado en 1.550 metros cúbicos por segundo.

“Las afecciones para la ciudad han sido mínimas”, ha subrayado Mendoza, si bien por precaución se desalojó la residencia de Monzalbarba, “porque había 88 personas mayores con movilidad reducida, que, si hubiera hecho falta un desalojo inmediato, habría llevado un tiempo que igual no habríamos tenido”, ha aclarado el edil. Esto, junto con el desalojo de algunos núcleos urbanos en municipios como Movera, donde se desalojaron a personas por precaución, han sido las únicas acciones desarrolladas en materia de prevención.

Está previsto es que a lo largo de la tarde noche de este lunes se desactive la fase 1 de 3 que contempla el Plan de emergencias municipal, y “siempre con la precaución debida”, ha apuntado Mendoza, “está previsto que todo vuelva a la normalidad”. El edil ha agradecido a los servicios de emergencia municipales, en concreto a bomberos, Policía Local, Protección Civil y Guardias de Montes su trabajo durante la noche y el día de este lunes, “labores que seguirán haciendo pese a que el plan esté desactivado”, ha destacado.

El nivel va bajando poco a poco y de manera sostenida, ha informado Mendoza. Se esperan lluvias en los próximos días, “pero previsiblemente no sería lo suficientemente fuerte como para volver a activar el Plan municipal”, ha manifestado, aunque, de ser necesario, el concejal delegado ha subrayado que se activaría “sin ningún problema”.

En este sentido, la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha adelantado también que el Ejecutivo autonómico prevé entrar en fase de alerta la próxima semana debido a las lluvias que se esperan. “Es cierto que esta semana hay previsión de lluvias, no nos afecta directamente pero siempre está bien estar prevenidos por si se diera un aluvión de agua en el que tuviéramos que actuar de manera acorde”, ha concluido.

Aunque se desactive el Plan Municipal de Protección Civil, tanto el concejal delegado como como Bomberos y Policía Local recomiendan que la ciudadanía siga siendo prudente y no se acerque demasiado a las riberas del río. Y también a posteriori, recomiendan precaución, porque cuando baja el nivel “suelen quedar zonas de fango en las orillas de algunas zonas fuera del casco urbano”.

Pérez también ha adelantado que, en principio, no están previstas futuras reuniones para tratar este tema, al margen de la mantenida con alcaldes de la Ribera Baja. También ha aprovechado para poner en valor la “disposición, colaboración y unanimidad” de todas las instituciones implicadas, así como las actuaciones e intervenciones que se han ido llevando a cabo a lo largo de estos años –especialmente en 2018 y 2019- y que han facilitado la gestión de esta riada.

Por su parte, la delegada del Gobierno, Carmen Sánchez, ha manifestado que finalmente no ha sido necesario habilitar un acceso alternativo a Alfocea por la Academia General Militar, tal y como se preveía ayer. “Parece que todo está funcionando correctamente y se ha avisado a todos los municipios afectados. Es un trabajo que hizo ayer el Gobierno de Aragón y nosotros lo que coordinamos es lo que nos afecta directamente a la Delegación del Gobierno”, ha valorado.

El Ayuntamiento mejorará el protocolo de emergencia para inundaciones

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene previsto mejorar el Plan de emergencias en lo que a las inundaciones de refiere. Así lo ha avanzado el alcalde Jorge Azcón, quien ha reconocido que, pese a que el plan “es bueno”, los protocolos que se tienen que activar cuando el Gobierno de Aragón o la Confederación Hidrográfica del Ebro alertan de una crecida ordinaria o extraordinaria “se pueden mejorar”.

La de estos días está siendo una crecida ordinaria y no ha significado destrozos importantes en la ciudad, pero la experiencia de otros años, ha remarcado Azcón, “nos dice que crecidas más importantes generan destrozos que cuestan mucho tiempo en reponer”. Por ello, el alcalde considera que conseguir unos protocolos “más claros” va a suponer “que en años sucesivos estas crecidas tengan las mínimas afecciones para la ciudad y los ciudadanos”.

Durante muchos años se ha ido presupuestando una partida de 50.000 euros para mejorar y desarrollar este plan “pero no se ha ejecutado por distintos motivos”, y ahora, ha añadido, “queremos que se haga realidad”. De esta forma, el alcalde ha destacado su intención de sacar a licitación estos 50.000 euros para trabajar “con una consultoría y con los servicios municipales” de cara a mejorar “todo lo que tiene que ver con las inundaciones”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies