La DPZ da ayudas por valor de 942.000 euros a 51 proyectos de desarrollo y solidaridad internacional

La cuantía total de esta convocatoria de subvenciones se ha incrementado ligeramente respecto a la del año pasado

La Diputación de Zaragoza ha concedido ayudas por valor de 942.000 euros a 51 proyectos de desarrollo y solidaridad internacional en zonas como Palestina, los campos de refugiados saharauis, Iberoamérica o el África subsahariana.

La cuantía total de esta convocatoria de subvenciones se ha incrementado ligeramente respecto a la del año pasado, lo que significa que la DPZ va a seguir siendo la primera de las grandes administraciones aragonesas que cumple el objetivo de dedicar el 0,7% de su presupuesto a la cooperación, tal y como reclama Naciones Unidas.

“Inicialmente, las ayudas para proyectos de desarrollo internacional estaban dotadas con 835.000 euros, pero a finales de año esa partida se ha suplementado con los remanentes de otros planes de subvenciones del servicio de Bienestar Social”, destaca la diputada delegada de Proyectos de Solidaridad de la DPZ, Elena García Juango. “Eso nos va a permitir seguir cumpliendo ese 0,7% establecido por la ONU como objetivo mínimo de ayuda al desarrollo, una cifra que sigue siendo insuficiente pero que tiene un enorme valor simbólico y de reivindicación”.

Según lo establecido en el Plan Director de Cooperación Aragonesa para el Desarrollo, en la resolución de estas subvenciones las prioridades han vuelto a ser la soberanía alimentaria como motor de un desarrollo sostenible y las actuaciones en los campos de refugiados saharauis y en los territorios administrados por la Autoridad Palestina. Además, en el ámbito de la provincia de Zaragoza, también se han subvencionado actividades de sensibilización que promuevan la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global en la educación primaria.

De esta forma, los proyectos financiados inciden especialmente en los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) nº 2 (hambre cero), nº 3 (salud y bienestar), nº 4 (educación de calidad), nº 5 (igualdad de género), nº 6 (agua limpia y saneamiento).

La soberanía alimentaria como motor de desarrollo supone la puesta en práctica de estrategias de desarrollo rural sostenible que generen empleo y a la vez garanticen la alimentación de la población a medio y largo plazo. Por su parte, los territorios administrados por la Autoridad Palestina y los campos de refugiados saharauis, además de figurar como prioridad en el Plan Director de Cooperación Aragonesa, han sido objeto de ayuda por parte de la Diputación de Zaragoza a lo largo de los últimos años.

En cuanto a las actividades que promuevan la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global, García Juango recuerda que esta materia “busca transformar el mundo en una sociedad justa, crítica y activa”. “Se trata de llevarla a los colegios de primaria para que los niños de hoy sean ciudadanos solidarios y comprometidos en el mañana”, insiste la diputada.

En 2015, la Diputación de Zaragoza dejó de convocar las ayudas para proyectos de desarrollo y solidaridad internacional. Al año siguiente, el actual equipo de gobierno de la DPZ no solo las recuperó, sino que incrementó su cuantía en un 25% hasta alcanzar los 750.000 euros. En la 2018 volvió a aumentar la partida otro 23% gasta los 925.000 euros, y en la de este 2019 de nuevo la ha elevado ligeramente hasta los 942.000 euros.

Las iniciativas subvencionadas deben ejecutarse entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2020. A la hora de establecer la cuantía de las ayudas concedidas, la comisión valoradora ha tenido en cuenta distintos criterios que pueden consultarse en las bases de la convocatoria.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies