La DGA evacúa una residencia de Monzalbarba y cierra carreteras en Gallur y Boquiñeni por la riada

Se mantiene el nivel 1 de alerta

Finalmente, el volumen de la crecida del Ebro ha sido menor de lo que indicaban las previsiones de ayer, por lo que está controlada y el Gobierno de Aragón solo contempla la adopción de medidas preventivas en aquellos lugares concretos donde sean necesarias. Asimismo, se mantiene el nivel 1 de alerta, instaurado ayer, y se continúa en contacto con granjas y zonas inundables, aunque únicamente ha sido evacuada una residencia de ancianos en Monzalbarba.

Así lo ha expresado la consejera de Presidencia del ejecutivo autonómico, Mayte Pérez, que ha manifestado que “se ha realizado un análisis de la situación y está bajo control, por lo que vamos a tener menos afecciones que en la venida de 2018. Va a haber cosas puntuales y hemos tomado medidas preventivas en el caso de que ocurra algo excepcional”. Mañana a las 10.00 horas se celebrará una nueva reunión, ha avanzado, para abordar “las posibles afecciones en la ribera baja del Ebro”.

La punta en la ciudad de Zaragoza está prevista hacia la madrugada del lunes, mientras que se estima que en Pradilla pueda llegar hacia las dos de la tarde. A Novillas ha llegado a las ocho y media y, en palabras de la consejera, “parece que está transcurriendo bien”. Pérez ha puesto en valor las acciones que se han ido llevando a cabo tanto el año pasado como este:“ se ha intervenido en unas cien hectáreas con labores de limpieza y eso está dando muy buenos resultados así como el embalse de Yesa, que ha actuado de catalizador para contener el río Aragón”.

De esta manera, se mantiene el nivel 1 de alerta y las únicas actuaciones que ha habido que llevar a cabo son el cierre de la vieja carretera de Gallur y el acceso a Pradilla desde Boquiñeni, aunque ha sido, según ha aclarado Pérez, “por precaución, ya que no había llegado el agua todavía”. Asimismo, ha explicado que “estamos hablando con Guardia Civil y militares por si hay que cerrar mañana el acceso a Alfocea, para poder plantear una alternativa por la Academia General Militar”.

Mayte Pérez también ha informado de que se está en contacto con las granjas identificadas por parte del departamento de Agricultura y del servicio de Protección Civil, a las que se les ha recomendado que hagan un aprovisionamiento de alimentos “por si el acceso queda limitado y el traslado de alguna granja se considera oportuno”. “En Novillas se ha hecho el desalojo de una granja y estamos hablando con la de Villafranca para hacerlo también”, ha avanzado.

En una situación especial está también una residencia ubicada en Monzalbarba, con capacidad para 85 plazas y que tiene unas “características peculiares” ya que más del 80% son personas con movilidad reducida y un traslado urgente sería más complicado que en otros casos. Por este motivo, se ha tomado la decisión de evacuarlos a lo largo del día y reubicarlos en otros centros con plazas disponibles de la ciudad. “Se ha preferido tomar esta decisión como seguridad y garantía de la gente mayor, para que no haya ningún problema y no se asusten”, ha explicado Pérez.

“Estamos satisfechos, estas cosas no se pueden controlar pero el nivel actual de caudal y altura nos permite ser optimistas y plantear un catálogo de acciones preventivas por si en algún momento hay alguna rotura de mota o un pequeño incidente que haya que intervenir de forma inmediata”, ha subrayado.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Un fallecido y 72 nuevos casos en Aragón en las últimas 24 horas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies