Casademont Zaragoza logra su décima victoria en liga y avanza con paso firme hacia la Copa (75-65)

Brussino fue el protagonista del choque con 21 puntos. Foto: Casademont Zaragoza

Casademont Zaragoza ha logrado hoy su décima victoria del curso tras vencer a Montakit Fuenlabrada en un trabajado encuentro en el que volvió a destacar su defensa (75-65). Los rojillos reaccionaron al buen arranque visitante y se pusieron por delante ya en el primer cuarto para comandar el choque durante el resto del partido, liderados por un gran Nico Brussino, autor de 21 puntos. Con este triunfo, el conjunto aragonés da un paso de gigante hacia la Copa del Rey.

Sorprendió con su salida el equipo de Cuspinera tomado la delantera, pero Casademont Zaragoza reaccionó: Fisac dio cacha a San Miguel y Justiz y Barreiro desde el triple igualó el choque a 4. Aunque Marc García y San Miguel mantenían las hostilidades parejas desde el triple, los rojillos apretaron en defensa y el acierto anotador de un 3+1 con clase de Brussino y un mate de Justiz colocó el 13-7 (minuto 6). Alocén, con un triple sobre la bocina, apuntaló la ventaja y Ennis, tras irrumpir en cancha junto a Radovic, continuó la escapada para dejar el primer tramo en un 20-14 para os rojillos.

Los madrileños apretaban en el inicio del segundo tramo pero los de Fisac no cedían. Urtasun cayó lesionado en los visitantes, mientras las rotaciones locales seguían dando el nivel necesario para mantener la ventaja, con el rebote como factor clave. Una antideportiva al debutante Wood, un triple de Barreiro y Brussino por dos veces encauzaron la ventaja al descanso (40-29).

Tras la pausa, otra reacción visitante encogía la ventaja local hasta el 42-37, pero Casademot volvió al guion de brega: Justiz con un mate de 2+1 sofocó la reacción visitante que Ennis puso en máxima diferencia (49-37) mediado el cuarto para forzar el tiempo muerto de Fuenlabrada. Brussino se iba a los triples para mantenerse en los diez puntos de ventaja, y el tramo transcurrió hasta reflejar un marcador de 52-47 al final del tercer periodo, con todo por decidir.

En el último tramo, sendos triples de Brussino y San Miguel descongestionaban la falta de acierto rojillo, clave para mantener con vida a los de Cuspinera. Seguidamente, Radovic robó un balón y sacó un 2+1 para colocar el 63-49 a 7 minutos del final.

La entrega visitante impedía que Casademont Zaragoza apuntalara la victoria. Fuenlabrada se puso en zona tras la salida de tiempo muerto y el ritmo se aceleró. Justiz puso el 69-59 a 3 minutos para el final, y capturó el rebote en defensa para que Brussino se fuese al +12. Eran los momentos decisivos y a falta de 1:18, el 71-63 llevó a Fisac a pedir tiempo muerto para que los suyos fueran capaces de apuntalar la victoria, un triunfo trabajado y sufrido.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Urbanismo reconoce que la reforma de La Romareda ha dejado de ser una prioridad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies