El Ebro anega campos en Novillas y se espera que la punta de la crecida llegue a Zaragoza el domingo

Aunque la previsión es de una crecida ordinaria, no se descartan intervenciones esta misma madrugada

Ante la nueva crecida del caudal del río Ebro, el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) se ha reunido en la tarde del sábado en la sede del 112 Aragón para activar el Plan de Emergencia nivel 1. Actualmente, el agua ha anegado ya zonas agrícolas en Novillas y se espera que el pico máximo llegue a la capital aragonesa en la madrugada del domingo al lunes. La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, ha asegurado que la reunión del Cecop se realiza “de manera preventiva, para aminorar el impacto en el territorio”.

“Nuestra prioridad es evitar problemas en la población y la seguridad de la ciudadanía está garantizada”, ha remarcado. El objetivo es reducir los efectos que el agua pueda causar en granjas, carreteras y cultivos.

Aunque la previsión es de una crecida ordinaria, no se descartan intervenciones esta misma madrugada. La Cecop celebrará una segunda reunión este domingo a las 11.00 horas para estudiar la evolución del caudal y elevar el nivel de emergencia a 2 en caso de que fuese necesario.

Asimismo, Pérez ha convocado a los alcaldes de la Ribera Alta esta misma tarde para conocer su situación particular y fijar las actuaciones pertinentes.

Se espera que el pico máximo llegue a la capital aragonesa en la madrugada del domingo al lunes

El primer municipio de Aragón a la vera del Ebro es Novillas, donde ya se están notando los efectos de esta crecida. Su alcalde, Abel Vera, comunica que durante la jornada de este sábado el nivel del río ha aumentado en un metro, situándose ya en los 6 metros y medio de altura. Por ello se ha activado el protocolo de emergencia y el de zonas de inundabilidad controlada. “Estamos preocupados y a expensas de lo que ocurra en Castejón.” En este municipio navarro, a las 21.00 horas del sábado, se acumulaba un caudal de 2.341 metros cúbicos por segundo y 7,40 metros de altura.

Ribera abajo, en Pradilla de Ebro, su concejal Luis Eduardo Moncín recuerda que las crecidas de 2015 y 2018 “en principio, también eran ordinarias, pero luego en 2015 alcanzamos los 8,20 metros y provocó muchos destrozos en toda la cuenca”. El municipio se encuentra ahora más preparado debido a las actuaciones de la CHE en 2018 y la subida de las motas hasta los 8,50.

Por su parte, el teniente de alcalde de Boquiñeni, Jesús Navarro, augura una “crecida bastante grande por el caudal que hay en Castejón”. Previsiblemente se inundará la huerta, aunque el casco urbano no corre peligro.

La alcaldesa de Utebo, Gema Gutiérrez, ha indicado que en la localidad se han cerrado caminos transitados tanto por personas como por vehículos y que se mantienen alertas “por si tenemos que cerrar también la parte más cercana a la autopista o algún túnel”. No obstante, asegura que la crecida se encuentra dentro de los parámetros normales y que ya se ha preparado el dispositivo de Protección Civil, Policía Local y Brigada Municipal por si fuera necesario actuar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies