Aragón inicia una campaña para advertir sobre los posibles problemas de comprar animales exóticos

La nueva actualización del Catálogo, fechada en marzo de 2019, ha incluido cuatro nuevas especies

“No tirar restos de la limpieza de tu acuario por el desagüe ni a los ríos”, “No adquirir especies calificadas como invasoras”, o “Si se piensa en comprar un animal exótico, hacerlo siempre en tiendas especializadas e informarse bien las posibles mascotas y sus necesidades para cuidarlas mejor y proteger el medio ambiente”. Estas son algunas de las recomendaciones que da el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en la nueva campaña de difusión sobre los problemas que puede acarrear la compra algunas mascotas invasoras.

Coincidiendo con fechas en las que los animales de compañía pueden convertirse en un regalo navideño, el Gobierno de Aragón ha querido recordar que el comercio de animales de compañía contribuye a la llegada de un gran número de especies exóticas y que, estas pueden “convertirse en un grave problema para la conservación de la biodiversidad, causando daños al medio ambiente, a otras especies o a las actividades humanas”.

En la campaña también se incluye información sobre el nuevo plazo dado por la modificación del Real Decreto que regula el catálogo español de especies exóticas invasoras y que amplía hasta el 1 de enero de 2022 el periodo para poder comunicar a la administración autonómica la posesión de ejemplares de especies incluidas en dicho catálogo.

Además, incluye el envío de folletos y carteles a las tiendas especializadas, centros veterinarios, Oficinas Comarcales Agroambientales (OCA) y centros de interpretación de los espacios naturales, con objeto de difundir más la problemática de las especies exóticas invasoras. Próximamente, la campaña se completará con la puesta en funcionamiento de un blog especializado.

El Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras incluía ya desde 2013 especies que hasta entonces podían mantenerse como mascotas, pero dejó de estar autorizada su comercialización, siendo además obligatorio registrar la tenencia de los ejemplares que ya estaban en posesión de los particulares. Se incluían aquí especies como el galápago de Florida, la cotorra gris argentina, la cotorra de Kramer, el mapache, el coatí, las ardillas exóticas, el erizo pigmeo o pequeños pájaros como los pico de coral.

La nueva actualización del Catálogo, fechada en marzo de 2019, ha incluido cuatro nuevas especies, algunas de ellas relativamente frecuentes entre los amantes de las mascotas exóticas: la serpiente pitón real, el varano del desierto o varano terrestre africano, el galápago de la península de Florida y el cerdo vietnamita.

Cabe recordar que para todas las especies incluidas en el Catálogo de especies exóticas invasoras está prohibido su comercio, reproducción, cesión y posesión. Sin embargo, si un particular adquirió el ejemplar antes de su inclusión en el Catálogo (antes del 4 de agosto de 2013 para la mayoría de especies catalogadas, o del 31 de marzo de 2019 para las cuatro incorporadas recientemente), este puede ser mantenido como animal de compañía, sin cederlo y evitando su reproducción, e informando a la administración autonómica antes de finalizar el año 2021.

Para ello, se debe cumplimentar y remitir al Gobierno de Aragón un formulario de declaración responsable, adjuntando una foto genérica y otra de detalle del animal. Sólo en el caso de mamíferos y aves de cierto tamaño, el animal deberá identificarse mediante un microchip y su correspondiente registro como animal de compañía a través de un centro veterinario. Puede solicitarse información en la dirección de correo electrónico invasoras@aragón.es.

En el caso de que alguien no desee o no pueda conservar su mascota exótica invasora por la razón que sea, esta nunca debe liberarse al medio natural. No solo porque se trata de una acción ilegal, considerada como una infracción administrativa grave o muy grave (que puede acarrear sanciones superiores a los 3.000 y de hasta a 2 millones de euros según sus consecuencias), sino porque estas especies pueden causar graves perjuicios al medio ambiente, a la economía o la salud humana.

Por otra parte, en muchos casos la liberación de mascotas habituadas a la cautividad y a los cuidados de sus dueños, suele tener efectos muy negativos para los propios ejemplares liberados. De este modo, el ejecutivo autonómico explica que “la labor positiva que aparentemente se persigue con la puesta en libertad en el medio natural de estos ejemplares, es en realidad poco efectiva, cuando no claramente contraproducente”.

Para estos casos existen centros de recepción y recogida de animales, información sobre los cuales se facilita en la información que se divulga desde el Departamento, la Unidad verde del Ayuntamiento de Zaragoza o el Centro de Protección Animal, y hasta las perreras de las diputaciones provinciales. La llamada a los Agentes para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, o al Seprona de la Guardia Civil, también resulta efectiva ante el hallazgo de mascotas exóticas. Por su parte el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca o el Acuario de Zaragoza, actúan también como centro de recepción, pero solo en el caso de galápagos exóticos (fundamentalmente tortugas de Florida).

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies