PP-Cs estudiará los servicios a embarazadas para precisar la idoneidad de la oficina que pide Vox

Vox quiere ubicar esta oficina en la Casa de la Mujer

El Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos estudiará la conveniencia de crear la oficina de atención y ayuda a la mujer embaraza en la Casa de la Mujer, pero se hará, tal y como ha avanzado la concejal delegada de Mujer, María Fe Antoñanzas, “valorando previamente los servicios que se prestan en distintas instituciones”, como el Gobierno de Aragón o el Salud, y en el propio Ayuntamiento con el único fin de “dar el mejor servicio sin duplicar costes ni prestaciones”.

Antoñanzas ha recordado que en el Área de Salud Joven de Amparo Poch se ofrecen servicios de psicoterapeutas, maternaje y servicios asistenciales en salud sexual, además de actividades postparto y del primer año de vida. El gobierno valorará todos los recursos existentes y se elaborará un diagnóstico de la demanda de las mujeres embarazadas, ha explicado Antoñanzas. Asimismo, se estudiará a cuántas se atiende, cómo llegan hasta los servicios, cuáles son los más demandados, cómo funciona la coordinación entre los distintos servicios que realizan estos trabajos, qué tipo de consultas se realizan desde la Casa de la Mujer y cómo se derivan a los servicios adecuados.

En la elaboración de este diagnóstico trabajarán los Servicios Sociales Especializados, los Servicios Sociales Comunitarios, el Servicio de Igualdad y otros recursos de Salud. Con este primer diagnóstico de la situación se pondrán sobre la mesa unos resultados y se valorará la idoneidad de la oficina “siempre con la prioridad de la mejora del servicio sin duplicar servicios ni costes”, ha indicado la concejal delegada.

PSOE y ZeC no ven necesaria la oficina 

La socialista Ros Cihulo no ve mal hacer un diagnóstico de cómo funcionan los servicios porque así, ha dicho, “se comprobará que no hace fala esta oficina” porque “ya se atiende convenientemente las demandas de las mujeres embarazadas”. La concejal del PSOE ha planteado que se hagan estos estudios en otros ámbitos “que sí generan demanda y sufrimiento”, y, a modo de ejemplo, ha propuesto “las personas mayores en soledad o los niños que viven en hogares violentos y desatendidos o en exclusión”.

Las mujeres embarazadas, ha reiterado Cihuelo, “están bien atendidas y no hay inquietud social”. Lo que también ha dejado claro la edil socialista es que desde el su grupo municipal no quieren que en ninguno de los servicios se plantee “ninguna clase de juicio moral hacia las mujeres”.

Por su parte, la concejal de Zaragoza en Común Luisa Broto ha visto en las palabras de la concejal delegada “una veta de esperanza” porque reconoce que tenía muy claro que se iba a implantar esta oficina que reclama Vox y, sin embargo, recoge con satisfacción que de momento solo se vaya a estudiar “la idoneidad”. Aunque mantiene su postura “con cautela” porque también teme que las partidas y acuerdos “ya estén atadas”, ya que previsiblemente mañana se presentarán los presupuestos.

Aún con todo, Broto ve “completamente innecesaria” esta oficia que considera “un caballo de Troya para que se instalen entidades antiabortistas en la Casa de la Mujer” algo, ha agregado, que “vulnera los preceptos legales, porque entra en el ámbito personal y privado de las mujeres”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies