La UZ celebra los 30 años de la OTRI reclamando una mayor coordinación institucional

La OTRI cuenta con más de 10.000 clientes, 387 millones de euros captados y un total de 56 empresas constituidas

La Universidad de Zaragoza ha celebrado hoy el treinta aniversario de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), nacida para apoyar a los investigadores en temas diversos y que sirve como un motor dinamizador del I+D+i. La OTRI cuenta con más de 10.000 clientes, 387 millones de euros captados y un total de 56 empresas “startup” y “spinoff” (nacidas a partir de otra empresa anterior) constituidas, lo que la sitúa como uno de los organismos punteros de España en este sentido. Sin embargo, los agentes implicados reclaman una mayor coordinación y una mayor confianza entre las instituciones para seguir creciendo.

“Desde que apareció la OTRI en Zaragoza, ha servido para una captación de fondos que ha permitido a los investigadores de la Universidad desarrollar líneas de trabajo y tener equipamiento que de otra manera no habrían podido conseguir”, ha valorado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral. De igual manera, ha señalado que también ha servido para atraer talento, ya que, según ha explicado, ha habido jóvenes al amparo de este tipo de proyectos que después ellos han acabado incorporándose al sector industrial, “por lo que también llevamos a las empresas el talento formado aquí”, ha concluido.

Por su parte, la vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica y presidenta de la Red OTRI de CRUE Universidades Españolas (agrupación de universidades de todo el país), Pilar Zaragoza, ha hecho un balance “altamente positivo” de esta trayectoria: “se han conseguido muchísimas cosas y las políticas propias que se han ejecutado han servido para motivar a todo el personal de administración y servicios, al profesorado y sobre todo a los investigadores, para que vean que es muy satisfactorio que el conocimiento que se genera llegue a la sociedad”, ha manifestado Zaragoza.

“Han sido treinta años de éxitos y trabajo continuado, que donde se ha puesto de manifiesto que independientemente del equipo de gobierno que haya hay prioridades y políticas que no se tocan”, ha expresado el Presidente de CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez, a la par que ha asegurado que “tenemos interiorizado que no puede haber universidad si no hay investigación, igual que no puede haber investigación si no hay universidad”.

Gómez también ha aprovechado la ocasión para reclamar la creación de “mecanismos de coordinación” para todos los agentes implicados (gobiernos autonómicos, el Estado, las universidades o empresarios), con el objetivo de “dar ese salto definitivo que necesitamos”. En este sentido, ha expresado que “se necesita una financiación y unos incentivos que nos permitan unirnos y que los cambios que se produzcan sean mantenidos una vez que se hayan generado”. “Tenemos que crear una estructura mucho más solida y con muchísima confianza para que sea capaz de funcionar”, ha zanjado.

Para ello, ha manifestado el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, “lo primero que necesitamos es tener un gobierno que pueda poner en marcha alguno de los cambios estructurales, porque también hay que hacer algún cambio legal en algunas leyes que dificultan esta investigación colaborativa”. Para Pingarrón, los cambios legales deben llegar en la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y en la de Propiedad Intelectual, “de tal manera que se vayan bajando esas barreras que actualmente todavía existen”, aunque ha recalcado que “el mensaje de unos pocos años a esta parte en investigación colaborativa es positivo, se ha mejorado sustancialmente”.

Galardones

La ocasión ha servido también para reconocer la trayectoria de una serie de personalidades y entidades en materia de transferencia, donde se ha galardonado al catedrático y creador de la red de estas oficinas en España en 1988, Luis Oro, que ha recordado que “esta conexión entre el mundo académico y el industrial llegó en una época en la que la economía española crecía, pero las inversiones en investigación todavía crecían más”. En este sentido, ha lamentado que esa idea de crecimiento e inversiones en investigación “ya haya pasado”, dejando paso a unos años “serios y con muchas dificultades”, aunque confía en que esta etapa “se acabará pronto”.

También han sido premiados el rector de la Universidad de Zaragoza en 1988,Vicente Camarena; el vicerrector de Investigación y Relaciones Internacionales en ese momento, Emilio Espinosa; sus primeros codirectores, Luis Berges y Pedro Manuel Aguado; los exdirectores de OTRI Gerardo Sanz y Jesús Arauzo; la actual directora Raquel Rodríguez, la Cámara de Comercio de Zaragoza en representación de todas las entidades colaboradoras con la UZ en I+D+i; la investigadora Cristina Nerín; y la empresa colaboradora en materia de transferencia BSH.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón repartirá 200 equipos informáticos para las familias con menos recursos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies