Encendido navideño con suspense en Zaragoza

La calle Alfonso se ha llenado de zaragozanos y visitantes que querían disfrutar del encendido navideño

La Navidad ya luce en Zaragoza con un nuevo manto de luces que cubre la céntrica calle Alfonso. Pero no ha sido una tarea fácil. Hasta seis intentos, sin éxito, ha tenido que hacer el alcalde, Jorge Azcón, vía wifi para que funcionara el dispositivo, ante la sorpresa de los miles de asistentes al acto, que miraban estupefactos cómo las luces permanecían apagadas.

Al final, el encendido ha tenido que realizarse de manera manual. Desde el Ayuntamiento ya están investigando una probable “intrusión malintencionada” en la red para bloquear la conexión de los móviles con el router.

En un comunicado explican que los tres móviles en los que estaba instalada la aplicación de encendido no han podido conectar con el router de la instalación cuando el alcalde lo ha intentado, a pesar de que el funcionamiento había sido comprobado satisfactoriamente desde el 25 de noviembre en más de 10 ocasiones con control absoluto del sistema. La última prueba ha sido a las 17.45 de hoy y ha sido perfecta.

En cuanto se ha producido el encendido manual, se ha vuelto a recuperar el control del sistema wifi previsto sin ningún problema.

Previamente, Azcón se ha mostrado confiado en que este año la decoración navideña guste más a los zaragozanos: “El año que viene todavía mejoraremos más la iluminación. Esperamos que un poco más de luz y brillo traiga un poco más de alegría y un poco más concordia a esta ciudad”.

El primer edil ha destacado el esfuerzo inversor para esta Navidad que ha multiplicado por cuatro la cifra de 2018, pasando de 100.000 a 400.000 euros.

Las luces ofrecen la posibilidad de jugar con diferentes colores. Está compuesto por paños de 30 metros y 1.040 tiras con 100 leds cada una, situadas a seis metros de altura para permitir el paso de la cabalgata de los Reyes Magos.

El aumento de la inversión ha permitido mejorar la decoración en el paseo de la Independencia con 20 cortinas luminosas de 12 metros, la calle Don Jaime con luces en unos 40 árboles y en los diferentes barrios, en los que se han instalado cartelería y se han decorado árboles y quioscos.

Además se ha trasladado a la plaza de las Canteras de Torrero el árbol de ocho metros de altura que se colocaba en la plaza de Basilio Paraíso y que este año va a ser sustituido por uno de 22 metros de altura diseñado por el arquitecto bilbilitano Sergio Sebastián. El nuevo árbol estará iluminado después del Puente de la Constitución.

La plaza del Pilar, punto de encuentro de referencia

Tras el encendido de las luces navideñas, el alcalde, la vicealcaldesa y miembros de la corporación municipal han realizado una visita por toda la Muestra Navideña ubicada en la Plaza del Pilar, que ocupa una superficie en torno a los 8.000 metros cuadrados, y que permanecerá abierta hasta el próximo 12 de enero de 2020.

El recorrido, que ha estado acompañado con el espectáculo para todos los públicos denominado “White dreams” de la compañía Cíe Desmodium, se ha iniciado con la gran pista de patinaje sobre hielo, instalada en la zona de la Fuente de la Hispanidad. Está cubierta por una carpa transparente de 750 metros cuadrados, divididos en 600 metros destinados a superficie patinable y 150 a zonas comunes, y en ella se ha llevado a cabo un espectáculo de la Escuela de Patinaje.

Seguidamente se ha inaugurado el tradicional belén, ubicado en una superficie un poco más amplia que el pasado año, ocupando aproximadamente unos 1.200 metros cuadrados. Está formado por 45 figuras humanas de tamaño real, ambientadas en un escenario donde están ubicadas representaciones de 45 diversos animales, como son ovejas, cabras, perros, patos, ocas…, formando en total un conjunto de casi 100 figuras que recrean el tradicional belén.

Las construcciones habituales, como son el Portal, el Zoco de Mercaderes, la herrería, el corral, el puente de madera que cruza el río, el pozo de agua, la muralla, integran un espacio donde se representan escenas tradicionales de oficios aragoneses, como un carpintero y su aprendiz, un alfarero con su torno, una familia de matacía o un artesano del mimbre elaborando una cesta.

Este año se ha incluido una torre sobre la estructura de casas que tapa la caseta de los jardineros. El belén cuenta también con 130 árboles, más de 760 plantas pequeñas y arbustos, así como más de 170 flores.

Igualmente, se ha llevado a cabo un recorrido por las 40 casetas para la venta de productos relacionados con la Navidad, que cuenta también con dos establecimientos de bebidas y comidas y cuatro casetas destinadas a fines sociales.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El festival PolifoniK Sound se pospone al 28 y 29 de agosto del 2020

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies