El grupo de trabajo para la nueva ordenanza de accesibilidad se formará “en breve”

Este martes, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de la Discapacidad

Conseguir la plena inclusión en la ciudad. Es el objetivo con el que se plantea la nueva ordenanza de accesibilidad. Para su elaboración, “en muy breve” se formará un grupo de trabajo con el que empezar a trabajar, tal y como ha anunciado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. El siguiente paso será ofrecerle las conclusiones de este grupo al sector de la discapacidad de manera que todos, de manera conjunta, planteen esta norma que se tendrá que desarrollar en los próximos años.

Con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, que se celebra este martes, 3 de diciembre, el alcalde de Zaragoza ha aprovechar para conocer con más detalle la labor del Centro Vértice, que pertenece a la Fundación José Luis Zazurca. Azcón ha hecho hincapié en la necesidad de alcanzar la plena inclusión en el Ayuntamiento, en la ciudad, y no solo en materia de barreras arquitectónicas, ha dicho, sino también en cuanto a la inserción sociolaboral de estas personas “para que tengan los mismos derechos y deberes”.

En Aragón, en torno al 0,8% de la población tiene algún tipo de discapacidad intelectual y uno de los grandes pasos dados en este ámbito fue la posibilidad de que ejercieran su derecho al voto en las últimas elecciones, ha recordado el alcalde. En este Día Internacional, Azcón quiere hacer lo posible para ayudar a visibilizar y sensibilizar en este ámbito, empezando por las propias administraciones públicas. “Todavía hay un largo camino por recorrer en la sensibilización”, ha subrayado el alcalde.

También el presidente de la Fundación, Jaime Gros, comparte la necesidad de dar visibilidad a centros como el de Vértice porque “ese porcentaje de la población que tiene problemas va creciendo, y los centros tienen que ir aumentando su capacidad también”. “Hay que pensar que igual que en los centros de formación normales entra, está cuatro o cinco años y se va, cuando aquí entra una persona, ya no se va”, ha explicado Gros, ya que “entran con doce o quince años y llegan a cumplir los 60, por lo que tenemos que ir adaptándonos”, ha agregado.

En el Centro Vértice ofrecen servicios de residencia, centro de día y también centro ocupacional. En el centro de día, donde los usuarios son personas con más limitaciones, las actividades van más dirigidas hacia ellos mismos, como aprender a atarse los zapatos. El siguiente nivel es el centro ocupacional, donde los usuarios hacen actividades como poner etiquetas a botellas de vino, montar regletas eléctricas o manuales de instrucciones. También tienen un espacio creativo donde realizan productos solidarios y trabajos de cerámica “que podrían competir con cualquier taller de cerámica”, ha subrayado.

En estas instalaciones trabajan 50 personas para atender a los 150 usuarios con los que cuentan.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón presenta en la COP25 su atlas del Cambio Climático de las Américas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies