Arranca la Comisión del Juego con los ojos puestos en el control del acceso y la publicidad

En Aragón hay 116 salas de juego, una sala por cada 11.345 habitantes

El Gobierno de Aragón ha iniciado este martes la Comisión del Juego con los representantes del sector y los colectivos para alcanzar las medidas necesarias que pueda adoptar en un futuro a nivel autonómico. La consejera de Presidencia y Relaciones Internacionales, Mayte Pérez, ha considerado que todos pueden estar de acuerdo en el control de la publicidad y los accesos a estas salas.

“Que el control esté en la entrada”, ha especificado Pérez, “que tengan que presentar el DNI o el NIE los extranjeros, que haya ese libro de visitas que se exige en bingos o en casinos”. Además, ha señalado la distancia entre salones y entre edificios que sean vulnerables, como centros educativos, o tengan un potencial de usuarios jóvenes como otro factor relevante.

Como novedad, Pérez ha añadido que desean ampliar el plazo del registro de autoprohibidos de seis meses a un periodo indefinido, de tal forma que el propio usuario tenga que comunicar su baja del registro mediante el pago de una tasa. De igual forma, para facilitar los recursos pretenden remitir la inscripción a los Ayuntamientos también.

Más escueta se ha pronunciado respecto a la publicidad, donde ha apuntado a que “tenemos que ir siempre con la norma”. Donde sí ha incidido ha sido en la creación de un Grupo Interdepartamental “para analizar las cuestiones que hay que incorporar” a la ley vigente, que data del año 2000, ya que se han producido nuevas incorporaciones desde el 2010 “como el bingo electrónico o las apuestas”.

A pesar de la creciente adicción a los juegos online, Pérez ha reconocido que es competencia del Gobierno de España y ha deseado la rápida formación de una ejecutiva para abordar este problema, con el que ha querido reconocer “el compromiso del Gobierno de Aragón” y la labor de ayuntamientos como el de Huesca, que desde 2003 regula las distancias mínimas entre los salones de juego.

“El juego en este momento es una alarma social”, ha indicado la consejera de Presidencia, no tanto por la construcción de nuevos salones de juego, que desde hace más de dos años está estancada, sino “por la incorporación de nuevos perfiles” que afecta “a los sectores más vulnerables y los más jóvenes”.

No obstante, ha afirmado que no se trata de medidas que tengan impacto a nivel mediático, sino de “resolver un problema estructural planteando alternativas de ocio a nuestros jóvenes”. El Gobierno de Aragón plantea desarrollar estas iniciativas entre este mes y principios de 2020, tras lo que espera implantar una medida efectiva después de escuchar a los colectivos implicados y marcar una hoja de ruta.

En Aragón hay 116 salas de juego, una sala por cada 11.345 habitantes. De ellas, 21 se encuentran en Huesca, 84 en Zaragoza y 9 en Teruel.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La oposición critica al Gobierno por no cumplir con las recomendaciones de la Cámara de Cuentas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies