La RAPA se manifiesta ante la “callada por respuesta” de la DGA por la derogación del ICA

La RAPA espera recoger 5.000 firmas y hasta el momento han recibido 4.000 reclamaciones de particulares

Tras recoger miles de firmas para la derogación del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) y encerrarse en la sede de la FABZ, la Red de Aguas Públicas de Aragón (RAPA) ha congregado este domingo a más de cien manifestantes en una concentración que reclama la supresión del impuesto y una respuesta del Gobierno para atender sus propuestas.

En vísperas de la sentencia que emitirá el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) sobre la demanda que interpuso la RAPA al gobierno autonómico, la asociación ha reclamado una vez más una reunión con el consejero de Medio Ambiente, Joaquín Olona, de quien han obtenido “la callada por respuesta”, ha afirmado el portavoz de la RAPA, Enrique Gracia.

“Este conflicto no se va a resolver de otra manera que a través del acuerdo”, ha recordado Gracia, quien ha querido transmitir al Gobierno de Aragón que “no somos una amenaza, sino una oportunidad” para terminar el conflicto abierto y asumir nuevas instalaciones que la ciudad de Zaragoza necesita.

A pesar de la reforma de ley prevista respecto al ICA, el portavoz de la RAPA ha señalado que la DGA “al mismo tiempo aprueba un anteproyecto de ley de presupuestos que prevé al año que viene unos ingresos de 63,1 millones de euros en concepto de ICA”, una cantidad similar a la que han recaudado este año. Por tanto, considera que el Gobierno pretende “cambiar las formas del impuesto, pero con la misma carga fiscal para la gente”.

Solo en 2018, más de 100.000 zaragozanos se negaron a pagar un impuesto contra el que esperan recabar 5.000 firmas y del que, hasta la fecha, han recibido en torno a 4.000 reclamaciones.

Aragón paga el triple por el agua que la media española

El coste medio de depuración en España es de 90 céntimos por metro cúbico, mientras que en Aragón las depuradoras ofrecen un coste tres veces superior, de 2,70 euros. Un precio que, según la RAPA, supone un coste de 25 euros por persona en Zaragoza, mientras que su propuesta lo limita a 5 euros.

Es decir, la RAPA plantea una reforma del ICA donde se repercuta a la ciudadanía a través de un procedimiento de tasas y de un impuesto general complementario que abarque el coste medio de la depuración de Aragón. Por tanto, el Gobierno de Aragón debería abordar el resto de costes que ascienden a 15 millones, un 0,5% de sus presupuestos.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La producción industrial en Aragón cae un 3,4% en octubre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies