¿Nos están haciendo las redes sociales menos comprometidos?

Los teléfonos móviles y las redes sociales nos facilitan la comunicación en muchos sentidos, son sin duda un avance bestial que apenas está dando tiempo a asimilar y que sería muy difícil vivir ya sin ellos pero, ¿realmente todo el avance tecnológico supone evolución?

Cuando no teníamos móviles y habíamos quedado con alguien, pongamos, al día siguiente en el parque a las seis, teníamos que estar allí porque no teníamos forma de avisarle para cambiar los planes una vez hubiera salido de su casa. La mensajería instantánea nos da la posibilidad de cambiar de idea cinco minutos antes.

Como dijo Zygmunt Bauman: “Con nuestro culto a la satisfacción inmediata, muchos de nosotros hemos perdido la capacidad de esperar.”

A todos pueden surgirnos imprevistos en momentos puntuales pero veo que la tendencia es a la falta de compromiso y que la palabra pierde totalmente su valor cuando lo normal ha pasado a ser el “escucharse a uno mismo” mal entendido. Esta falta de compromiso es aplicable a cualquier tipo de relación. Estamos acostumbrados a que, si nos cansamos, dejamos de “seguir”, “cancelamos suscripción” o simplemente pulsamos un botón y pasamos a otra cosa y, en ocasiones, hay que hacer el esfuerzo de ser fieles a lo que dijimos que haríamos.

¿Se están perdiendo valores por culpa de las redes sociales y la inmediatez? ¿Por un “escucharse a uno mismo” mal entendido? ¿Por cualquier otra razón consecuencia de la sociedad de la prisa en la que vivimos?

Lucía Cuesta García

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies