Solo el 3% de las víctimas de abuso con discapacidad intelectual denuncia a sus agresores

La Uavdi Aragón ha atendido a más de 100 casos desde 2015, de los que el 72% eran mujeres

Tras el primer contacto entre las distintas Unidades de Apoyo a Víctimas con Discapacidad Intelectual (Uavdi) de toda España en la capital aragonesa, este martes se han reunido con la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, para luchar contra el abuso a las personas con discapacidad intelectual. Según Atades, tan solo el 3% de las víctimas es capaz de verbalizar esta situación y denunciar al abusador.

Una realidad que, como afirma el presidente de la asociación, Jesús Soto Subías, resulta muy compleja de destapar, puesto que se produce en el ámbito institucional o en el familiar, “dos cáscaras muy difíciles de romper”. “Ocurre desde niños, que es muy difícil detectarlo, a personas adultas, que son casi incapaces de comunicarse” ha señalado Soto Subías, quien ha asegurado que debe ser uno quien detecte el problema “por señales externas o informaciones que te vayan llegando de uno u otro”.

Una vez se detecta el caso, ha explicado la responsable de Uavdi Aragón, Victoria Ledesma, lo principal es “valorar si existe riesgo de que si no se toman medidas de protección la persona pueda seguir siendo víctima de esa situación de abuso”. Después entra en juego la figura del facilitador, un intérprete que adapta el contexto y la información a las capacidades intelectuales de la víctima.

En ese momento, el facilitador le transmite las opciones que dispone la persona abusada a la hora de denunciar a su agresor, en el caso de querer hacerlo. Si resulta así, es acompañada a lo largo de todo el proceso policial y judicial “para que las dificultades propias de la discapacidad intelectual no supongan un hándicap a la hora de poder exponer cual ha sido su situación de abuso”, ha añadido Ledesma.

La delegada ha añadido que la intención de este encuentro, que cuenta con el apoyo institucional del Gobierno, la Fiscalía, el Tribunal de Justicia y los órganos policiales de la Comunidad, consiste en mejorar la atención a las víctimas. Una de estas mehjoras, ha manifestado, es la puesta en funcionamiento de la cámara Gesell a partir del 2 de enero, que permitirá “tomar declaración a los menores para que no tengan que repetir declaraciones en los juzgados” a través de un espejo opaco.

Cada abuso es diferente, desde el físico hasta el psicológico o el económico, pero, según Ledesma, “la clave es no dejar pasar esas sospechas que la sociedad y los profesionales están intuyendo”. En el caso de detectar un delito de estas características, el teléfono gratuito que ofrece Uavdi Aragón es el 900 33 55 33.

Solo en la comunidad aragonesa, la Uavdi ha atendido a más de 100 casos desde 2015, de los que el 72% eran mujeres.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies