El Grupo Norte se reúne en torno a la determinación de residuos en productos de origen animal

El Grupo Norte cumple un cuarto de siglo de vida trabajando conjuntamente para mejorar la seguridad alimentaria

Las comunidades que integran el llamado “Grupo Norte” formado por Cantabria, Navarra, La Rioja, Asturias, País Vasco y Aragón han celebrado este martes su reunión anual. Se trata de un sistema de cooperación entre regiones, creado hace ahora 25 años y que se enmarca dentro del Plan Nacional de Investigación de Residuos (PNIR), que tiene como objetivo la determinación de residuos en productos de origen animal y el control alimentario de los mismos.

Según el director de Salud Pública en Aragón, Francisco Javier Falo, la labor de las regiones que conforman el grupo es “compartir los objetivos de control oficial, tanto en el ámbito de la sanidad como de la agricultura”. También se comparte los recursos de laboratorio ya que, según Falo, “son muy importantes y cada vez son más costosos, puesto que la tecnología cada vez es más precisa, lo que apareja una mayor especialización pero también mayores costes, lo que nos hace organizarnos entre las comunidades autónomas para especializarnos”. “Tenemos establecidos nuestros intercambios de muestras, lo que garantiza la especialización, una mayor calidad y una mayor eficiencia en el aprovechamiento de recursos”, ha manifestado.

Respecto a posibles líneas de actuación en este sentido, el director de Calidad y Seguridad Alimentaria en Aragón, Enrique Novales, ha expresado que “debemos procurar que el animal que llega al matadero llegue en las condiciones óptimas y libres de residuos, por lo que estamos haciendo un programa de control de sustancias prohibidas pero sobre todo un control de antibióticos”.

Novales ha calificado de “exhaustivo” el control que se realiza respecto a los antibióticos, ya que “tiene una repercusión en la salud humana, generando resistencias, por lo que englobamos un poco todo: el control de que no lleguen restos de sustancias a la cadena alimentaria pero también el uso responsable de los antibióticos”, ha destacado.

Los alimentos, en el punto de mira

Las problemáticas sobre las condiciones en las que los alimentos llegan hasta el consumidor están a la orden del día. En este sentido, Novales ha explicado que “estos problemas han estado y estarán. Lo que hay que hacer es controlar, establecer unos límites máximos y que a partir de esos límites el alimento no sea consumible. Se trata de hacer un buen control de la cadena alimentaria tanto por parte de Agricultura como de Sanidad”, ha zanjado.

Por su parte, Falo ha resaltado que “desde el enfoque sanitario, esperemos que la jornada nos deje recomendaciones que podamos trasladar a nivel estatal para mejorar la seguridad alimentaria en lo productos de origen animal y, sobre todo, la gestión de residuos”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies