El Museo de la Imprenta Blasco no tendrá partida en el presupuesto de 2020

La imprenta alberga mobiliario antiguo

“No va a haber presupuesto el año que viene para acondicionar urbanísticamente este espacio”. Así de clara ha sido la vicealcaldesa de Zaragoza y consejera municipal de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, al referirse al espacio museístico que se había previsto habilitar en la antigua Imprenta Blasco. “Hemos tenido que priorizar y la realidad es que, por desgracia, esta no es una de las prioridades”, ha lamentado Fernández.

“Estamos en la situación económica en la que estamos y nos encontramos muy condicionados por la situación que nos hemos encontrado y la regla de gasto”, ha explicado Fernández, quien ha querido hacer hincapié en que ella sigue creyendo en el proyecto y, por ello, “seguiremos trabajando”, pero ahora “hemos tenido que priorizar porque a todo no se llega”, ha insistido.

Fernández ha destacado que su gobierno ha preferido “ser realista y dar la cara” en lugar de “de llenar el presupuesto de promesas que a día de hoy sabemos que son imposibles de cumplir”. De esta forma, el espacio como tal se va a quedar sin ninguna terminación arquitectónica en cuanto a suelos, climatización, toma de red y eléctricas.

En este espacio museístico se ha estado trabajando por parte del Servicio de Cultura junto con la Asociación de Artes Gráficas, Papel y Manipulados de Aragón. En el antiguo Cuartel de Pontoneros están almacenados los 28 bienes patrimoniales que se sacaron para poder acometer la obra. Bienes que han sido restaurados por el Ayuntamiento para su futuro uso museístico.

Lo que sí avanza a buen ritmo es la construcción de las viviendas sociales de la parte superior de la antigua Imprenta Blasco. Tanto, que ya se están concluyendo. La previsión es que la rehabilitación del edificio estuviera terminada en enero de 2020 y, aunque se adelantó hasta finales de noviembre, ahora se ha vuelto a retrasar una semana hasta el 4 de diciembre, aunque aún así se han acortado los plazos.

El portavoz municipal de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, ha mostrado su preocupación por las palabras de la consejera porque considera que el hecho de que no haya en 2020 una partida para la Imprenta Blasco es “una cuestión de prioridades políticas”, y “cada quien es responsable de sus decisiones, anuncios y promesas”, ha manifestado.

Aun con todo, el edil cree que es “muy urgente” que tenga proyecto museográfico para que lo que se vaya a hacer “cuando se haga” se someta al proyecto porque cualquier intervención arquitectónica, ha dicho, “fracasa si no está pensada en un uso concreto”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies