La propuesta de la reordenación de líneas de bus se conocerá “en julio o septiembre de 2020”

El Gobierno PP-Cs no tiene decidido cómo aplicar la subida de precio del billete

El Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos trabaja en el estudio de la próxima reordenación de las líneas de autobús urbano. Para ello se va a realizar un estudio técnico y análisis completo de la demanda de los usos del transporte público y privado “para poder ofrecer alternativas eficaces”. Eso sí, la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha anunciado que no será “hasta julio o septiembre de 2020” cuando se tendrá la propuesta que se trasladará a un grupo de expertos, en el que estén también representados los grupos municipales y otros profesionales en movilidad “para validar las conclusiones a las que hemos llegado”.

Mientras tanto, Chueca ha explicado que ya se ha creado un grupo de trabajo con personal del Servicio de Movilidad, del Consorcio de Transporte del Área de Zaragoza, y que se les ha empezado a formar en el uso de una herramienta indispensable para dominar el análisis de los datos. Se trata, ha explicado la consejera, de “una herramienta innovadora para no dejar en manos externas los análisis”.

Chueca también ha dado a conocer que los técnicos municipales trabajan con el Ayuntamiento de Barcelona, Madrid y Vitoria, “que son los que tienen el mejor modelo de red urbana de transporte público para podernos aprovechar de sus experiencias y poder nosotros establecer la mejor solución”. “Sería un grave error no consultar con otras ciudades pioneras y que ya han llevado a cabo una reordenación”, ha subrayado la consejera, quien considera que “en este mundo tenemos que aprender de experiencias anteriores” y estas ciudades “destacan por el nivel de innovación y el haber superado con éxito los retos del transporte público”.

La responsable municipal de Movilidad ha pedido “confianza” en los profesionales municipales “que se están nutriendo de los mejores expertos en Materia de Movilidad de todo el país”. Esto, ha concluido, “no es un proyecto político, sino de ciudad” y por eso asegura que “tendremos que compartirlo y estar de acuerdo”.

Subida del precio del billete del transporte público 

Por otro lado, el gobierno PP-Cs sigue estudiando cuál va a ser el incremento previsto en las tarifas del transporte público que “nunca” superará el IPC, tal y como han asegurado desde el primer momento. Chueca ha reconocido que “no es un debate sencillo” porque “hay que asegurar el transporte público garantizando a su vez la calidad del servicio”. Lo que sí tiene claro es que la subvención municipal no superará el 50% “porque supondría penalizar al resto de competencias”.

Así lo ha indicado en la Comisión municipal, en la que ha explicado que el coste del servicio del transporte urbano asciende a 126 millones de euros, frente a los 66 millones de euros que ofrece como ingresos. Es decir, se llega a pagar casi el 50% del total del coste, cuando la subvención de años anteriores era de un 20% o 30%. Ante esta situación, Chueca asegura que superar la barrera del 50% “sería insostenible económicamente” porque los recursos, ha subrayado “son finitos”. “Si queremos introducir mejoras no podremos financiar hasta el infinito el transporte público”, ha subrayado.

Y es que, en España, solo Bilbao y Murcia tienen un precio inferior que el de Zaragoza en el billete del transporte público, el resto de ciudades, ha destacado, tienen un precio superior. Chueca ha dejado claro que, en el caso de Zaragoza, “llegaremos a un precio conveniente, pero todavía no está pactado ni cerrado”.

Esta, ha insistido, es una decisión “muy reflexionada y meditada”. Por ello, ha pedido a la oposición que le dejen acabar de estudiar el asunto y cuando tenga algo en firme, ha asegurado que informará de la decisión, “que nunca supondrá un problema importante para los usuarios del autobús”, ha dejado claro.

Chueca también ha pedido “tranquilidad” porque asegura que “en ningún caso” plantearía una subida como las que implantó el gobierno del Partido Socialista durante sus años de gobierno. La consejera ha reiterado que su objetivo es “premiar a los usuarios” y, a su vez, “mejorar la calidad del servicio”. Y para ello, ha dicho, “es necesario estudiar un modelo que permita establecer un equilibrio entre el coste y la calidad”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies