El Meliá se reinventa y abre sus puertas como un nuevo hotel con tres plantas de viviendas de lujo

El edificio alberga 68 apartamentos de lujo sobre las 103 habitaciones del hotel Innside Zaragoza

El emblemático edificio corona de la capital aragonesa ha reabierto sus puertas tras permanecer más de dos años cerrado. Durante este tiempo se han acometido las obras en su interior, para reconvertir el antiguo Meliá en un nuevo concepto hotelero. Enmarcado dentro de una noción superior de innovación, ha nacido Innside Zaragoza by Melià. Un hotel, en palabras del director inmobiliario de la cadena, Marc Hoddinot, “diferente a todo lo hasta ahora conocido en Zaragoza”, ya que ha sido edificado para presentar tres plantas de hotel -que albergará 103 habitaciones- más otras tres plantas con 68 apartamentos de lujo, pertenecientes a la promoción de viviendas Caesar.

Este miércoles Innside Zaragoza y la fase final del edificio residencial han sido presentados al público, con una jornada de puertas abiertas a la que han asistido más de 100 personas. De esta manera, culmina un proyecto contemplado por todo su equipo  como “ilusionante”, y no solo por el “histórico” significado que siempre ha tenido para Zaragoza el Corona, sino porque se ha lanzado una también renovada e inédita concepción inmobiliaria, sacando “a relucir” lo mejor del edificio.

Tanto la parte del hotel como la residencial comparten ese formato “moderno y acogedor”, ha expuesto la arquitecta Elena Vallino, del grupo Inngenus, quien ha participado en el diseño de la obra. Para Vallino, la combinación de ambas funciones ha resultado ser una “magnífica solución” para reutilizar de la mejor manera posible el conjunto del edificio. Además, la obra se ha cumplimentado mediante la “construcción sostenible”, vinculada a un altísimo índice de eficiencia energética. Todo ello, enmarcado en un modelo de “confort térmico, acústico y visual”. De esta manera, las habitaciones y las distintas estancias de los apartamentos han sido concebidas para proyectar una sensación de “calidez” a todos los niveles: amplitud habitacional, luminosidad o suelos radiantes, revistiendo cada detalle de tonalidades crema y madera.

Sin embargo, lo que más destacan desde el hotel residencial es el rooftop del edificio. Esto es, la clásica terraza situada en la parte superior, que ha sido diseñada bajo un concepto “chill out”. Los puntos fuertes: las vistas de toda la ciudad y la piscina infinity. Con la apertura de puertas del nuevo Innside by Melià, revela el socio director de la consultora turística participante, Carlos Hornos, se cierra “más que un proyecto inmobiliario”. Así, el edificio corona se adentra en una nueva etapa de su vida, de la que, asegura Hornos, “creemos la ciudad entera podrá disfrutar en todo su esplendor”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La patronal UNO convierte Zaragoza en la sede de la Cumbre del Clima de la Logística y el Transporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies