Una conocida se ha radicalizado con la alimentación sana en las redes sociales. Veo que se le está yendo de las manos.

Preocuparnos por los demás es una acción rodeada de buenas intenciones y en un cierto grado es muy saludable. A su vez, hay que respetar que las personas que nos rodean tengan una opinión propia sobre la vida, la cual es tan válida como otros puntos de vista diferentes a los nuestros.

En muchas ocasiones, parte de nuestras tensiones nacen de vivir mentalmente fuera de nuestros problemas, focalizándonos en los de los demás. En este sentido y dado que no se trata de una persona de tu círculo mas cercano, si te resultan incomodas sus publicaciones y no compartes su actual estilo de vida, siempre puedes elegir dejar de seguir su perfil en las redes sociales. De este modo, desde el respeto y la tolerancia, aprendes a lidiar con tus emociones evitando proyectarle tus discrepancias al respecto.

Mi consejo: Si realmente quieres mejorar una situación, esfuérzate en lo único sobre lo que tienes control: en ti mismo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies