Donación de médula, el pequeño compromiso que salva vidas

Cada año mueren más de 100 personas por leucemia en Aragón. Foto: Fundación Josep Carreras

Cada año, 5.000 personas son diagnosticadas con leucemia en España. Y en Aragón cada año mueren más de 100 personas por el mismo problema. La leucemia sigue con el modus operandi del resto de enfermedades, ya que ataca a ricos y pobres, jóvenes y mayores. Sin previo aviso y sin posibilidad de una detección precoz. Por eso, cualquier persona sana entre 18 y 40 años, sin enfermedad susceptible de ser transmitida al receptor, es apta para ser donante de médula ósea.

Según los datos que maneja el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, desde que se puso en marcha el Plan Nacional de Médula, a finales de 2012 hasta la actualidad, el número de donantes registrados en la Comunidad supera los 8.000. Si bien, el proceso de concienciación es lento en el tiempo por el grado de implicación que asume el donante. Es una decisión que debe meditarse tras haber recibido la información adecuada, ya que, como señala la Organización Nacional de Trasplantes en este sentido, “el compromiso es de por vida”.

Las múltiples campañas que se han venido desarrollando y casos tan significativos como el del malagueño Pablo Ráez han surtido efecto. En los últimos diez años el tiempo medio para encontrar un donante compatible se ha reducido en un 36%, estableciéndose en los 28 días. Un hecho que llena de esperanza a los pacientes frente a la espera de una remota posibilidad de curación.

La investigación pretende conseguir que la leucemia sea curable al 100%. Foto: Fundación Josep Carreras

Además, la prudencia que mantienen todos los agentes implicados en la búsqueda y el proceso de mentalización que asume el donante hacen que el índice de bajas en el último momento sea ínfimo en España: menos del 3% de los casos. Esto supone un soplo de aire fresco para quienes conviven con la sombra del cáncer y que en la mayoría de los casos no pueden tener una vida normal hasta el momento del trasplante que substituye la fábrica de la sangre.

Redmo, la red global que multiplica posibilidades

Los tiempos han cambiado y junto al avance científico, la tecnología da pasos agigantados en pro de la humanidad. Aprovechando el gran abanico de posibilidades que ofrece este campo en materia de salud, la Fundación Josep Carreras creó, en 1991, el Registro de Donantes de Médula ósea (Redmo). Hoy, se trata de una estructura centralizada y automáticamente conectada con los 45 registros existentes a nivel mundial, cuyas bases contienen el 95% de los donantes. Y en su día, esta red significó el punto de inflexión de una época en la que solo existía el registro francés, inglés y estadounidense.

Redmo aumenta las esperanzas de los pacientes de leucemia u otras enfermedades malignas de la sangre que carecen de un paciente familiar compatible. Colabora y se coordina con más de 100 hospitales españoles, a los que se suman las más de 750.000 unidades de sangre de cordón umbilical almacenadas en todo el mundo.

Su objetivo es tender un puente solidario entre aquellas personas que padecen la enfermedad y los donantes de médula, independientemente del lugar en el que se encuentren. La red alcanza, también, a diversos países europeos y de Norteamérica, rompiendo así las fronteras por una vida a través del Registro Mundial. A día de hoy, gracias al trabajo del Redmo se han podido trasplantar 10.000 personas en todo el mundo.

En estas circunstancias, el tiempo es un factor clave. Y Redmo lo sabe, por lo que es capaz de hallar un donante para el 85% de los pacientes en el tiempo récord de un mes. Cada vez que un equipo médico solicita un donante, Redmo concentra todos sus esfuerzos en buscarlo en bases de datos que aglomeran un total de 36 millones de donantes de médula ósea ya tipados y disponibles. Pero además de esta búsqueda incansable, la Fundación Josep Carreras trabaja en la investigación que algún día permitirá que el “monstruo” de la leucemia sea curable al 100%. Así como ayuda a pacientes y familiares con una amplia labor de orientación.

Redmo une a España con Europa y Norteamérica a través del Registro Mundial. Foto: Fundación Josep Carreras

“Un match por una vida”

Dentro de los diferentes proyectos impulsados para concienciar y mejorar la información sobre este tipo de donación se encuentra la campaña “Un match por una vida”, enmarcada dentro del Plan Nacional de Médula Ósea (PNMO).

Suena alegre, moderno y cercano a la actualidad y, en cierto modo, eso es lo que pretende el Ministerio de Sanidad. El original lema parte de la analogía sobre el uso de las aplicaciones para buscar pareja y las dificultades existentes para encontrar la adecuada. Por ello, esta campaña recorrerá las 17 comunidades autónomas hasta finales de año en busca de millones de matches que salven vidas y revertir los números 70% mujeres y 30% hombres. Todo por dos motivos: primero, por la feminización del registro de donantes español y, segundo, porque “los varones jóvenes son los donantes ideales”.

Esta campaña itinerante, destinada a atraer la atención de donantes potenciales jóvenes, llegó a la capital aragonesa con el firme propósito de alcanzar a nivel nacional un mínimo de 500.000 donantes de médula en 2022. La clave, en palabras del Dr. Enric Carreras, es conseguir un “mayor número, que sean más jóvenes y estén mejor estudiados” para “optimizar el procedimiento” y aumentar la “calidad” de los donantes. Regalar vida es posible hasta los 55 años, pero la rigurosidad médica es clara: cuanto más joven se es, mejores resultados.

En esta línea, cuantos más inscritos haya en el registro, más probabilidades hay de hacer un match con un paciente que lo necesite. Existe una persona en algún lugar del mundo, a quien el paciente no conoce de nada, con la cual puede ser compatible. Si bien, los datos arrojan que la posibilidad de localizar un donante de médula no familiar compatible en todo el mundo es de 1 entre 4.000.

Esta iniciativa conjunta de la Organización Nacional de Trasplantes, las comunidades autónomas y la Fundación Josep Carreras pone en valor la generosidad de las personas. España cuenta con 400.000 donantes de médula, a los que se añaden 65.000 unidades de sangre de cordón umbilical almacenadas en el país. Y, a tenor de los datos, se encuentra en los primeros puestos del ranking de donantes de médula ósea, a pesar de que aún queda mucho por hacer.

La chispa que lleva a hacerse donante es muy distinta entre una persona y otra, pero lo importante es dar el paso. “Sin ningún riesgo para ti, puedes salvar una vida”, mantiene con certeza el Dr. Carreras en su labor de plantar semillas de esperanza.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies