El Real Zaragoza cae en casa ante el Albacete en un encuentro que dominó de principio a fin (0-1)

Tras esta derrota, el Real Zaragoza queda fuera de los puestos de playoff

El Real Zaragoza perdió por 0-1 ante el Albacete en el choque correspondiente a la decimosexta jornada de LaLiga SmartBank, celebrado en La Romareda. Los de Víctor Fernández dominaron el encuentro con claridad en todas sus fases y dispusieron de ocasiones claras e incluso un penalti para llevarse la victoria, pero un gol de Silvestre en los minutos finales decantó la balanza para los manchegos. El Real Zaragoza queda así momentáneamente a dos puntos de los puestos que dan acceso al playoff.

Comenzaba el partido con el Real Zaragoza asomándose poco a poco a la meta rival. El primer acercamiento tardó solo dos minutos en producirse, con un centro de Vigaray al que Luis Suárez, que volvía al once tras cumplir sanción, llegaba forzado en pugna con su defensor. Poco después, un participativo Kagawa se topaba con el poste, en una jugada invalidada finalmente por fuera de juego.

Se bordeaba el primer cuarto de hora de encuentro y la portería defendida por Ratón seguía sin tener noticias del Albacete, amén de un disparo de Susaeta que se marchó arriba. Así, el Real Zaragoza disponía plenamente del esférico y trenzaba combinaciones de peligro, pero Fran García primero, providencial al cortar un centro raso de Vigaray, y Tomeu Nadal después, protagonizando una de las paradas de la noche a un potente disparo raso de Eguaras, conseguían evitar el primer tanto de la noche.

Mediada la primera parte, Luis Suárez se adelantaba a su marcador dentro del área y era derribado pero la acción, tras ser analizada por el VAR, no determinó una pena máxima que pareció clara. El partido iba tomando poco a poco un cariz más agresivo, con el atacante colombiano como víctima principal: en el minuto 25, el cafetero era objeto de un codazo de Karim que se saldó con la primera tarjeta amarilla del encuentro para el futbolista francés, amonestación que repetiría Guitián pasada la primera media hora de juego por una dura entrada sobre Zozulia.

Aún habría tiempo antes del descanso para ver una nueva acción de peligro zaragocista: un envío desviado de Guti tras una buena jugada individual de Igbekeme. El canterano zaragocista volvía a dominar todos los registros del juego y exhibía sus prestaciones a los niveles habituales, navegando el choque junto a Eguaras. Sin embargo, el último acercamiento fue del Albacete, en un envío lateral al que no llegó Zozulia y que Vigaray envió a córner.

Segunda parte

La segunda mitad se inició con un tono similar a la primera, con el conjunto de Víctor Fernández inclinando poco a poco el campo hacia la portería de Tomeu Nadal, aunque el encuentro seguía instalado en un devenir incierto, tedioso a ratos, por lo que Víctor Fernández decidió dar entrada a Álex Blanco por Igbekeme antes de cumplirse la hora de partido.

Sea como fuere, el equipo maño no conseguía deshacer el entramado manchego, y tuvo que ser una falta de entendimiento entre los jugadores visitantes la que dejó a Kagawa solo ante Nadal. El disparo del “23” zaragocista superó al meta pero, cuando la grada ya cantaba el tanto, el balón rebotó en el poste y se paseó por la línea de gol sin entrar, mientras que en la segunda jugada fue Soro quien no acertó a embocar a gol.

El tiempo apremiaba y Capezzi veía una nueva cartulina amarilla. El técnico del barrio Oliver decidió entonces dar entrada a Linares, que vio mientras se preparaba para saltar al terreno de juego una nueva ocasión de su equipo, en botas de un Álex Blanco que no acierta en su definición. Guitián la tuvo a la salida de un córner unos minutos después, pero su remate a bocajarro fue despejado por un Nadal que comenzaba a erigirse como el héroe del encuentro.

La entrada de Pombo y un disparo sin potencia y centrado de Linares dieron paso a los últimos minutos de la contienda. El guion del partido tenía reservado para entonces sus capítulos principales: en el minuto 87, Álex Blanco se anticipa a su defensor para rematar, es trastabillado y el colegiado, esta vez sí, señalaba el punto de penalti. Eguaras relevó a Suárez como ejecutor, pero el resultado fue idéntico a penas máximas pasadas: el disparo del centrocampista navarro, raso y a su izquierda, era atajado por el meta visitante, que también detuvo el rechace posterior.

Sin embargo, la desdicha zaragocista no terminó ahí. Casi se cumplía el último de los cuatro minutos que Ais Reig había dado de prolongación cuando un envío colgado al área local terminaba, de manera casi inexplicable, con un remate mordido de Silvestre que, para incredulidad de todos los presentes (también para los futbolistas de Ramis, ilustrado en la celebración del tanto) en el fondo de la red de Ratón.

Lo cierto es que no hubo tiempo para más. Ais Reig decretó el final de un encuentro en el que el azar, una vez más, tenía reservado un destino cruel para el Real Zaragoza, que queda fuera de los puestos de playoff expulsado por su rival de hoy.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Desde el Ayuntamiento se ha explicado que Azcón hará pública su decisión cunado lo considere oportuno
El Ayuntamiento descarta la Medalla de Oro para Simón y recuerda a Podemos que es Azcón quien decide

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies