La Reina Sofía anima a “no ceder en la búsqueda” de las causas del alzhéimer en el Congreso de Huesca

La Reina Sofía ha presidido el evento

La Confederación Española de Alzhéimer (Ceafa) ha celebrado el VIII Congreso en Huesca, reuniendo al tejido asociativo y a los profesionales para compartir experiencias en torno a una enfermedad cada vez más prevalente en nuestra sociedad. Más de 300 asociaciones de familiares de personas con Alzhéimer y otras demencias están representadas en este foro.

“Evolución” es el lema bajo el que se ha organizado este evento, presidido por la Reina Sofía, que ha señalado que “no podemos ceder en la búsqueda de las causas de esta enfermedad y, por supuesto, de su posible cura, o al menos retraso en su evolución”, y ha animado “a seguir luchando por una mayor calidad de vida de todos ellos y de sus cuidadores”, a la par que ha asegurado que “pueden contar conmigo, como siempre, en esta larga tarea”.

En el evento ha habido una amplia representación del Gobierno de Aragón: junto al presidente Javier Lambán, también han estado la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, y su homónima de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto. El presidente Lambán ha alabado el ejemplo de la Ceafa en relación con esta “cruel” enfermedad, asegurando que con su labor “nos ayudáis a reconciliarnos con el género humano, lo que a veces cuesta, y a cargar las baterías cívicas de esperanza y energía para encarar el futuro”. Lambán se ha solidarizado con los familiares que padecen esta enfermedad que lleva aparejadas la discapacidad física, intelectual y social que produce y, por tanto, la dependencia y la disminución de la calidad de vida, tanto de los propios afectados como de sus familias.

En Aragón, destaca la edad avanzada como un importante factor de riesgo para padecer una enfermedad neurológica. La población sobreenvejecida tiene como consecuencia que la mortalidad por alzhéimer se haya incrementado un 29% en Aragón en la última década. Esta patología será en los próximos años uno de los principales problemas de salud pública debido al incremento de la esperanza de vida. Se calcula que en 2050 el alzhéimer podría afectar a dos millones de españoles.
Además de la edad, existen otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, el colesterol alto, el tabaquismo o la diabetes, que aumentan notablemente la probabilidad de padecer alguna enfermedad neurológica. Prevenir estos factores de riesgo podría al menos retrasar varios años la aparición de estas patologías y lograr reducir hasta un 50% la probabilidad de padecer alguna de estas enfermedades.

El presidente aragonés ha señalado que “este es un trabajo de todos, pero particularmente de las administraciones con responsabilidades en materia de salud pública y promoción de la salud” y ha recordado que Aragón aprobó en junio de este mismo año el Plan de Salud de la comunidad, que se marca un horizonte de actuación hasta el 2030 para impregnar de salud todas las políticas, con una especial atención a la prevención, reforzar la orientación del sistema sanitario hacia las personas y las áreas de Información, investigación y formación para la salud.

Lambán también ha hecho recuento de lo realizado en Aragón, donde se lleva trabajando en la atención específica al enfermo crónico desde la pasada legislatura y, tras la aprobación del plan nacional, “ya nos hemos puesto a trabajar en la definición de un circuito específico para la demencia” que permita realizar un abordaje conjunto en toda la red asistencial que dé soporte a la atención de estos pacientes según su situación evolutiva y necesidades.

El presidente de Aragón ha expuesto que las enfermedades crónicas están llamadas a tener cada vez más impacto en nuestra sociedad y, ante esta realidad, “debemos redoblar esfuerzos tanto en materia de promoción de la salud y envejecimiento activo de apoyo a las familias, una mayor y mejor coordinación entre los sistemas sanitario y social”, ha señalado.

De esta forma, el Gobierno renueva su apuesta por el mantenimiento y reforzamiento del Servicio de Prevención y Promoción de la Autonomía Personal, que está atendiendo a casi 4.000 personas y cuya valoración es muy positiva, en su doble vertiente de prevenir o retrasar las limitaciones de la autonomía personal y de mantener las capacidades de las personas dependientes.

Así, junto a los contenidos de habilitación y terapia ocupacional, estimulación cognitiva, atención social, o promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional, se pretende reforzar la formación a los cuidadores de las personas en situación de dependencia, incorporando un nivel formativo II que incluya formación teórico-práctica en algunos de los aspectos más críticos: salud mental, ictus o alzhéimer.

Además, han recordado que la enfermedad “no solo afecta a la persona que la padece, trastoca la vida de la familia, las relaciones, la conciliación e incluso a menudo supone un lastre insoportable para la economía familiar”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies