El conocimiento que aportan las carreras científicas elimina la brecha de género

La ponente ha recalcado la importancia de orientar a los jóvenes antes incluso de llegar al Bachillerato

La profesora del Departamento de Química Inorgánica de la Universidad de Zaragoza, Ana Isabel Elduque, ha sido invitada a través de la Cátedra Colegio Juan de Lanuza de Innovación Educativa para explicar el papel de la mujer en las carreras científicas. Lo ha hecho con la charla “Lo único imprescindible para ser Marie Curie es ser mujer… lo demás lo aporta el conocimiento”, que se ha desarrollado en la Facultad de Educación, donde ha tratado el desequilibro que existe en las carreras denominadas STEM (las de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas); ya que, en general, hay más predominio de alumnos que de alumnas.

La ponente, quien posee una amplia experiencia en educación y que además fue decana de la Facultad de Ciencias entre los años 2006 y 2014, ha recalcado la importancia de “orientar previamente a nuestros jóvenes, antes incluso de llegar al Bachillerato, de las salidas profesionales que tienen este tipo de titulaciones “.

Y es que lo datos hablan por sí solos, “en las carreras más próximas a la Química hay mayoría de mujeres, del orden de un 70%, pero en las más cercanas a la Física e Ingenierías pasa todo lo contrario; el porcentaje es de alrededor de un 40%”, ha lamentado Elduque.

Para Elduque, “sería necesaria la presencia de la mujer en todas las áreas del conocimiento porque es la única manera de demostrar que la mujer está capacitada para todo”. Así pues, “no debemos hablar de roles para ellos o para ellas porque se está comprobando que no es así; si no lo ha habido hasta la actualidad, ha sido por una falta de oportunidades o visibilidad por parte de las mujeres”.

Respecto al porqué ha elegido ese título para la charla, para Elduque su objetivo ha sido el de acabar con los estereotipos, “un chico no puede ser Marie Curie por cuestión de género, así que para llegar a lo más alto, lo primordial, que es ser mujer, ya lo tienes”. Así, ha querido “romper fronteras porque el género no tiene que discriminar; es el conocimiento el que nos va a permitir llegar donde queramos”.

Para concluir, la profesora de la Universidad ha animado a los jóvenes allí congregados a saber elegir y hacerlo en libertad. “Se puede llegar a lo máximo en todo con cualquier tipo de carrera, pero este tipo de formación tiene muchas más posibilidades porque hay una necesidad de conocimiento en ciencia y tecnología”.

Así pues, se deben afrontar cambios de orientación que, entre otros, pasan por “eliminar apoyos a quienes discriminen a las mujeres en cualquier forma o aspecto, ya que hay que educar en la igualdad. Además, hay que luchar contra la idea de que hay aptitudes que solo el hombre puede desempeñar; si la mujer ha alcanzado una meta es porque es igual de buena como un hombre”.

Por su parte, para la directora del Colegio Juan de Lanuza, centro educativo pionero en tener una cátedra universitaria de estas características, Pilar Fernández, el contar con ponentes de la talla de Ana Isabel “nos da la posibilidad de divulgar los valores que el colegio quiere promover y, a la vez, nos permite resaltar la importancia de la ciencia como medio para construir conocimiento”.

Asimismo, Pilar Fernández señala que esta Cátedra tiene desde su origen tres líneas básicas: formación, investigación y difusión, “y ¿por qué hablamos de difusión? Porque desde el Colegio Juan de Lanuza siempre hemos creído que es necesario compartir las buenas prácticas con la sociedad y, este año, hemos decido hacer un guiño a la ciencia, en general, y hemos pensado que la profesora Elduque es la persona idónea para inaugurar las actividades abordando esta temática. Por otra parte, con la formación, otro de nuestros ejes, nuestro profesorado está siempre a la vanguardia de todos los avances educativos porque estamos viviendo una verdadera revolución educativa”.

Cátedra Colegio Juan de Lanuza de innovación educativa 

Formación, difusión e investigación son los ejes de la Cátedra Colegio Juan de Lanuza de Innovación Educativa, que vio la luz en marzo de 2012 gracias a un convenio entre el Colegio Juan de Lanuza y la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza. De esta forma, el centro educativo se convirtió en el primero de España en contar con una cátedra universitaria de estas características.

El programa de trabajo de esta Cátedra es muy amplio y variado, porque además de implicar a alumnos y profesores del propio centro Juan de Lanuza y de la Facultad de Educación, también organiza actividades abiertas a la sociedad sobre de temas de interés del mundo educativo y empresarial.

Sobre el Colegio Juan de Lanuza

El Colegio Juan de Lanuza es un centro escolar gestionado en régimen de cooperativa que, desde su nacimiento en 1978, se ha convertido en un referente en innovación y progreso en la educación en Aragón. El centro pretende ser proactivo en la sociedad y lograr, con su proyecto educativo, desarrollar en los alumnos la formación adecuada en un modelo plurilingüe que se ajuste al mundo globalizado actual.

Sus etapas educativas abordan desde los dos años con Little Lanuza, pasando por el ciclo de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, hasta los 18 años. Los idiomas ocupan un lugar predominante en su filosofía, donde los alumnos tienen un sinfín de oportunidades para desarrollar sus competencias lingüísticas en inglés, francés, alemán y chino.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La UZ celebra los 30 años de la OTRI reclamando una mayor coordinación institucional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies