El 20% de los adolescentes aragoneses sufre trastornos de comportamiento por el uso de pantallas

Se trata de trastornos del comportamiento persistentes o recurrentes que pueden provocar un deterioro significativo a nivel personal y familiar

Gran Casa y la Fundación Aprender a mirar han lanzado una campaña con el objetivo de concienciar acerca de la dependencia de los jóvenes a la tecnología (TIC) ya que el 20% de ellos sufre trastornos de comportamiento asociados a la dependencia de las pantallas. La campaña “Mi vida es tuya” pone de relieve una realidad cada vez más preocupante, a través de una sorprendente pieza audiovisual que cuenta con el apoyo institucional de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza.

La rapidez con la que se han extendido las nuevas tecnologías de la información ha sido especialmente intensa entre adolescentes y jóvenes, mucho más familiarizados con su uso que los adultos. Este proceso explica que prácticamente todos los adolescentes dispongan de ordenador y usen Internet o que en su mayoría tengan teléfono móvil. Sin embargo, este comportamiento en ocasiones llega a ser extremo, presentando conductas adictivas que cada vez están más extendidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que se trata de “trastornos del comportamiento persistentes o recurrentes que pueden provocar un deterioro significativo a nivel personal y familiar, principalmente en lo que se refiere a los videojuegos y la ciberludopatía” CIE-11.

En relación a los dispositivos móviles, se ha detectado en los últimos años, una situación de “dependencia” e incluso trastornos derivados de su uso compulsivo, repetitivo y prolongado, con una incapacidad para controlar o interrumpir su consumo y con consecuencias sobre la salud, la vida social, familiar, escolar o laboral.

La persona con este problema presenta síntomas de estrés, vive con la necesidad de estar siempre conectada y experimenta disminución de la concentración, e incremento de la impaciencia e irritación. Esto solo a nivel emocional, sin embargo, derivado de ello también aparecen otros síntomas físicos asociados: dolores de cabeza, malestar estomacal, dolores de espalda y dificultad para conciliar el sueño. También se relaciona con problemas oftalmológicos como miopías precoces, y sedentarismo. Los datos revelan que, en España, el 20% de los jóvenes entre catorce y 25 años sufre trastornos del comportamiento por culpa de la tecnología, un 13% muestran dependencia comportamental al respecto, y un 31% muestran señales de riesgo.

En España hay casi cinco millones de adolescentes y pre-adolescentes (jóvenes entre doce y 19 años). Se trata de un grupo de población muy vulnerable a ciertos comportamientos adictivos, ya que, a nivel neurológico, sobre todo los más jóvenes, se encuentran en un proceso de desarrollo.

“Desde Gran Casa, con esta campaña pretendemos ahondar en la sensibilidad de los más jóvenes mostrando una realidad que, aunque a primera vista no parezca peligrosa, lo es y afecta a millones de adolescentes, y, por ende, a sus familias y a toda la sociedad. Creemos que poner este problema sobre la mesa es fundamental para concienciar a la comunidad local sobre las posibles consecuencias que puede acarrear este problema entre los adolescentes.”, ha explicado la gerente de Gran Casa, Susana Betrán.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La DPH afianza su apoyo a la tradición ferial de la provincia con una ayuda de 240.000 euros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies