Los médicos de Atención Primaria reactivarán las movilizaciones si no cambia su “pésima” situación laboral

Los paros de protesta se han sucedido reiteradamente en las tres provincias

Aumento de la carga burocrática, falta de personal para guardias, problemas con las listas de espera, desequilibrada organización del servicio de atención, retribuciones económicas insuficientes y falta de presupuesto o recursos para garantizar la asistencia, sobre todo, en el medio rural. Son solo algunas de las reivindicaciones a las que los médicos de Atención Primaria de Aragón llevan años tratando de dar respuesta, pues todas y cada una de ellas configuran una problemática en red que no hace sino dificultar el desempeño de su labor profesional. De no resolverse su situación de manera “inminente”, los sindicatos médicos plantean reiniciar un nuevo tiempo de asambleas, huelgas y movilizaciones por todo el territorio.

Urge una casi integral “reforma del sistema” vinculada a la mejora de “las condiciones laborales” de los profesionales de la medicina. Así lo han asegurado tajantes los principales representantes de la unión de sindicatos médicos de la Comunidad, durante la presentación del que va a ser el 33 Congreso Aragonés de Atención Primaria. Un evento de referencia en el ámbito sanitario, cuya celebración está prevista para los días 14, 15 y 16 de noviembre, y que este año tendrá un cariz especialmente reivindicativo. Allí, más de 300 profesionales se reunirán para responder a los retos de la medicina del siglo XXI, al mismo tiempo en que se analizan posibles soluciones para mejorar el sector en un futuro próximo.

Sin embargo, todo ello necesita de un sostenimiento económico que desde los sindicatos contemplan “insuficiente” desde hace casi dos décadas. En palabras del presidente Leandro Catalán, lo inviable es que la Atención Primaria tenga “el mismo presupuesto de gasto” que hace “casi 20 años”. Un presupuesto que, además, viene recortándose año tras año, hasta el punto de que “apenas llegamos al 13%”. Precisamente, Gobierno de Aragón y sindicatos médicos alcanzaron un acuerdo para desconvocar la huelga programada. Un acuerdo que, siete meses después, el Servicio Aragonés de Salud, lamentan, sigue “sin cumplir”.

Ese acuerdo planteaba la creación de varios grupos de trabajo con el compromiso de presentar propuestas a los órganos competentes para paliar cuestiones referentes a la recuperación de las 35 horas semanales, la redistribución de tareas, desburocratización de los centros de salud, la cobertura de sustituciones, la redefinición de los puestos calificados, además ambiguamente, de “difícil cobertura”, la reducción de los cupos de tarjetas sanitarias o el sistema de Atención Continuada.

Mayor apoyo a la medicina rural 

La existencia de la medicina en los pueblos de la llamada España Vaciada resulta ser una necesidad imperante. Es la principal reclama de cientos de médicos de familia que dar cobertura sanitaria al medio rural. Pilar Borraz es una de ellas. Forma parte del Equipo de Atención Primaria del municipio de Mas de las Matas (Teruel), aunque también asiste a los habitantes de otras localidades de una zona en la que la dispersión geográfica se ha convertido en otro de las complicaciones del ámbito sanitario.

Para Pilar, el mundo rural sufre de una arriesgada inaccesibilidad que además opera en numerosos sentidos. Primeramente, los médicos, se desplazan por los pueblos hasta computar al mes más de 500 kilómetros de recorrido. Un recorrido que deben hacer, además, “arriesgándose la vida” porque la infraestructura vial no siempre se encuentra en buenas condiciones. A ello se suman los gastos de traslado “que también debemos asumir nosotros”, expone.

Sin embargo, la medicina del mundo rural acoge dificultades aún mayores en cuanto a un amplio concepto de “recursos”. La doctora Borraz, de hecho, asegura que en numerosas ocasiones apenas se dispone de “lo básico”, haciendo referencia a la cadena de complicaciones que puede generar no contar con la banda ancha, a la hora de a la hora de acceder a historiales médicos mediante “intraconsultas” o para, simplemente, dictarse un diagnóstico. Los pacientes “necesitan la mejor atención posible”, argumenta Borraz, pero, para ello, los médicos “necesitamos contar con la modernización y mejora” de los recursos técnicos, humanos, económicos, burocráticos, de sistemas de comunicación o de condiciones laborales.

En ese sentido, Borraz termina planteando la importancia de reformular la cobertura en el medio rural, porque, además de la falta de atractivo para cubrir vacantes, los profesionales que ya trabajan allí encuentran continuamente tremendas dificultades para la “conciliación”, pues resulta “muy difícil” encontrar plantilla para, por ejemplo, cubrir vacaciones o libranzas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies