La DPH presenta un plan dotado con 2,5 millones de euros para fomentar la vivienda

Miguel Gracia ha criticado el estancamiento en el valor de los presupuestos, que por tercer año consecutivo no supera los 72 millones de euros

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha presentado este lunes el borrador de los presupuestos para 2020, que alcanzan los 72 millones de euros, donde sobresale un Plan de Vivienda por valor de 2,5 millones. La iniciativa posibilita la entrada en el mercado de todos los inmuebles que, por diferentes motivos, estén fuera de la oferta de vivienda.

“De esta forma todos los ayuntamientos que quieran y puedan hacer vivienda pública para arrendar como alquiler social para aquellas personas que quieran residir en un pueblo podrán acceder a estos préstamos que pondrá en marcha la Diputación de Huesca”, ha afirmado el presidente de la DPH, Miguel Gracia.

Gracia ha argumentado que se trata de unos “presupuestos restrictivos” al ser el tercer año con esta misma cifra y ha destacado el esfuerzo realizado por las áreas y sobre todo por el trabajo del área de Intervención, para conciliar los objetivos marcados con las restricciones y condicionantes existentes. “Vamos a seguir reivindicando que se nos permita invertir en aquellas necesidades que plantean los ayuntamientos”, ha afirmado, en alusión a los 45 millones de euros que en concepto de remanente de tesorería permanecen en los bancos.

Además, el borrador presupuestario contempla, en materia de trabajo, cómo la DPH ha ejecutado ya el 67% del proyecto (215 localidades) de extensión para llevar la banda ancha a 321 localidades de la provincia y el reto del año 2020 es terminar con este proyecto y extenderlo hasta lograr una provincia que pueda gozar de conectividad.

Junto a estos dos proyectos, desde la Diputación de Huesca se van a seguir desarrollando aquellos otros que permiten la dinamización del medio rural, sobre todo aquellos que suponen ayudar y respaldar a los ayuntamientos, y en especial a los más pequeños. De hecho, el 62% del gasto para 2020 se destinará a ayuntamientos y entidades, correspondiendo el resto a los gastos de funcionamiento propio de la Diputación.

A la hora de elaborar los presupuestos, se han tenido en cuenta una serie prioridades: las nóminas de los trabajadores, las ayudas a los ayuntamientos de la provincia y, además de aquellas actuaciones de competencia propia, aquellos planes que dan respuesta a las necesidades de los ayuntamientos, en especial en materia de vivienda y de trabajo a través de una conectividad en óptimas condiciones.

El próximo lunes los grupos políticos presentarán las enmiendas que plantearán a estos proyecto de presupuestos, y esa misma semana en una comisión de Hacienda y Política Financiera posterior se debatirán enmiendas y se prevé dictaminar el documento, de manera que a finales de noviembre puedan aprobarse ya en un pleno de la DPH.

Unos presupuestos que apuestan por la innovación

El hecho de haber asumido un servicio delegado como es el Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (Speis) ha obligado a la DPH a readaptar y ajustar sus partidas presupuestarias y sus programas. Se ha apostado por mantener los más demandados por los ayuntamientos, reduciendo o eliminando aquellos que no eran de competencia propia o suponían mayores dificultades administrativas para desarrollarlos. El presupuesto para el Speis es de más de 6,8 millones de euros, incrementándose un 11,42% con respecto al ejercicio actual.

El responsable de la Comisión de Hacienda y Política Financiera, Fernando Sánchez, ha explicado los principales indicadores presupuestarios: más del 30% del gasto se destina a infraestructuras, vías públicas y accesos y por programas, el mayor gasto se distribuye entre otras (el 32%), en desarrollo y sostenibilidad (más del 16%) o el 12% que se destina a innovación e iniciativas territoriales.

Sánchez también ha explicado que más del 94% de las inversiones se financian con fondos propios y ha agradecido el esfuerzo de los trabajadores de toda la Diputación y en especial de Intervención para cuadrar las cuentas del próximo ejercicio. Las áreas de Cultura y Obras son las que dispondrán de menor cuantía presupuestaria con respecto a 2019, “si bien se ha trabajado para mantener ayudas a ayuntamientos y entidades”.

Pese a la reducción del 5,6% del área en global de Obras Públicas y Cooperación, hay partidas que se mantienen, como el Plan de Obras y Servicios, con casi 12 millones de euros y de notable importancia para los ayuntamientos, como importantes son también los 2,5 millones de euros del Plan de Concertación Económica y el más de 1,6 millón de euros del Plan de Contingencia, que figuran ambos en otras unidades de gasto.

En cuanto a Cultura, Educación y Deporte, en global se reduce un 8,39%, disminuyendo partidas concretas y que eran propias y aumentando las ayudas a ayuntamientos y comarcas a través de un plan de concertación cultural dotado con 500.000 euros y manteniendo los 126.000 euros del Plan de Memoria Histórica. El área de Desarrollo y Sostenibilidad, se mantiene, con la inclusión del programa de la trufa en este área, y la disminución de partidas relacionadas con senderos, refugios o la actividad del sector primario.

En el área de Innovación e Iniciativas Territoriales, se incrementa un 12% aproximadamente el presupuesto para 2020, con reducciones concretas de programas cofinanciados por fondos europeos, como la Cartuja de los Monegros o la Eficiencia Energética. En Régimen Interior y Derechos Sociales, se mantiene el presupuesto con respecto a 2019.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies