José María “Guti”, Víctor Fernández y Kagawa, una triple conexión en el fútbol de primer nivel

José María "Guti" y Kagawa, amigos desde que coincidieron en el Besiktas, pudieron hablar un rato antes del partido. Foto: Real Zaragoza

El Almería – Real Zaragoza en el estadio de los Juegos Mediterráneos fue testigo de la actuación de tres leyendas del fútbol. Víctor Fernández, Jose María Gutiérrez “Guti” y Shinji Kagawa se dieron cita en tierras andaluzas, los dos primeros como técnicos y el tercero como futbolista. A lo largo de su carrera, poco han coincidido estas figuras entre sí, pero recientemente han establecido una triple conexión. Víctor Fernández apostó por Guti en el Juvenil del Real Madrid Castilla, y de ahí pasó a ser el segundo entrenador del Besiktas, que se hizo ese invierno con Shinji Kagawa. El círculo se cierra con Víctor Fernández, principal valedor del fichaje del nipón por el Real Zaragoza.

La historia comienza con la apuesta personal de Víctor Fernández, entonces director de cantera del Real Madrid, por José María Gutiérrez. Cuando llegó al conjunto blanco, se encontró con que el excentrocampista otorgaba el cargo de entrenador ayudante en el Cadete B. Nada más llegar lo ascendió directamente a primer entrenador del Juvenil B del Real Madrid y, posteriormente, al Juvenil A. Guti ganó prácticamente todo, y consiguió hacer mejor a ese equipo. “José María es un amigo y un técnico con grandes posibilidades. Me demostró que acerté con él. Me gustaría que le fuera muy bien”, destacó el técnico del barrio Oliver.

Sin embargo, José María Gutiérrez dejó el Real Madrid en la temporada 2017/18. Víctor, su gran valedor, había salido del equipo blanco en 2017. Fue entonces cuando Guti buscó una nueva experiencia en el Besiktas como entrenador, en su último equipo dentro del fútbol profesional. Allí le ofrecieron el puesto de segundo la pasada campaña, la 2018/19. En febrero de este año, el equipo turco acometió la cesión de una superestrella mundial, Shinji Kagawa. El madrileño y el nipón conectaron pronto con facilidad y se hicieron muy amigos. Justo medio año después, Kagawa llegaba al Real Zaragoza. Antes del partido que enfrentaba a los zaragocistas con los andaluces pudieron saludarse y ponerse al día.

El fichaje de Shinji por el conjunto blanquillo cerraba el triángulo que conectaba a los tres personajes de primer nivel dentro del fútbol mundial. Fue Víctor Fernández el que apostó más fuerte para traer al astro nipón, y su principal valedor dentro del Real Zaragoza. El empeño del técnico aragonés hizo posible un fichaje de altísimo nivel para las filas blanquillas.

Todos coincidieron en el Real Zaragoza – Almería, en los Juegos Mediterráneos. Víctor y Shinji lo hacían defendiendo a los primeros y Guti a los andaluces. El encuentro terminó con empate a uno el día que José María Gutiérrez debutaba como local en casa. Las casualidades en el fútbol tienden a repetirse y, si nada cambia, esta triple conexión volverá a verse una vez más en La Romareda a finales de marzo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies