El Casademont Zaragoza, un equipo huérfano, necesitado y luchador

El Basket Zaragoza quiere seguir venciendo en casa

“A nivel personal, es uno de esos momentos tristes y difíciles. Siempre me gusta marcar quién es el padre o la madre, y ahora estamos los hijos solos”, ha comenzado enigmáticamente su intervención Porfirio Fisac antes del Casademont – Joventut. “Estamos huérfanos, necesitamos ayuda”, ha mantenido posteriormente el coach. Sus declaraciones, con tintes épicos en todo momento, tenían un sentido muy claro en la actualidad del equipo: Rodrigo San Miguel, Fran Vázquez y Renaldas Seibutis, tres piezas teóricamente claves en la plantilla y experimentadas continúan lesionados en un momento clave de la temporada.

El golpe es muy duro para el equipo. El caso de Seibutis lleva toda la temporada trastocando los planes del entrenador. Todavía no ha podido disputar un solo minuto por sus problemas de espalda y no se le espera próximamente con el equipo. Fisac tampoco es positivo en este asunto, y ha afirmado que, “a pesar de que está trabajando como un animal”, no tiene “buenas sensaciones” con su caso. El jugador continúa trabajando pero, según ha descrito Porfi, “va del hospital a la cama y de la cama al hospital”. No hay positivismo en el entorno del entrenador.

Ahora hay mucha precaución con Rodrigo San Miguel y Fran Vázquez. “Es un tema difícil, muy complicado. Han forzado con el riesgo que ello implica por su compromiso”, ha continuado radiografiando. Ambos continúan trabajando al margen de sus compañeros, pero la situación es algo diferente. Con Fran, realizarán una prueba para ver si podría llegar al próximo encuentro de alguna forma, pero será muy complicado. La evolución del gallego es más esperanzadora que la del zaragozano.

El calendario del Casademont Zaragoza va muy deprisa. Entre aviones, aves y todos los medios de transporte utilizados, invirtieron 17 horas para volver de Klaipeda después de enfrentarse al Neptunas. “Solo nos faltó la motocicleta”, ha bromeado el coach sobre este asunto, que ha hecho un llamamiento para que las competiciones europeas “no distraigan para la ACB”.

Apoyar y disfrutar

El inicio de campaña del conjunto zaragozano está siendo espectacular. Suma dos victorias y dos derrotas en Basketball Champions League y seis triunfos y un partido perdido en ACB. Esta plantilla está pulverizando los records históricos del equipo. Por eso, hay que disfrutar de este año de baloncesto. Así lo ha expresado el técnico, que pedía “no ir al Felipe a exigir, sino a empujar y disfrutar”. El equipo demuestra que “no se va a rendir ante nadie”, por lo que es fundamental mostrar un apoyo incondicional. Eso sí, la grada demuestra esta actitud “todos los días”.

La filosofía del Casademont no es “de ganar o perder”, sino de “jugar un baloncesto con un sentido y un estilo”, el de no rendirse nunca. “No tengáis penas y problemas si se gana o se pierde. Sentir al máximo el corazón maño que tenemos porque si no, no vamos a ganar al Joventut” ha sostenido. La afición volverá a ser fundamental en un partido que mantendría a los zaragozanos en lo más alto en caso de obtener la victoria. Es un encuentro importante, “una reválida” de mucho nivel. “Una prueba de fuego” frente a un equipo que se ha recompuesto de una crisis y mira hacia arriba.

Posibles fichajes

Estar pendiente del mercado es una máxima que debe estar presente en los equipos. Así lo hace el club aragonés, que podría buscar sustitutos para alguno de los lesionados. Actualmente, los jugadores jóvenes están tirando del carro, pero como ha explicado Fisac, no es positivo que “los chicos” tengan que asumir galones todavía. Puede ser contraproducente en su desarrollo.

Sin embargo, Alocén y Javi García, de 18 años, tiraron del carro el día que se ganó al Barça. “Pierdo 10 segundos al día en fichajes. Los que tenemos son con los que hay que morir. Creo ciegamente en ellos. No quiero fichajes”, ha aseverado a pesar de reconocer que pidió jugadores. Este es otro de los motivos por los que se debe disfrutar de este equipo. “Ya llegará el día que estemos con el agua al cuello, vamos a apoyar”, ha defendido.

El encuentro ante el Joventut, décimo clasificado y con una buena dinámica de resultados, servirá para medir cómo continúa afrontando las adversidades el Casademont Zaragoza. En casa se muestran sólidos, fuertes, pero cada partido es muy difícil de vencer. Los aragoneses buscarán sumar un nuevo triunfo y seguir la estela de todo un Real Madrid.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El V Cross de Mequinenza bate récord de participación con 207 atletas de todas las edades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies