La Archidiócesis de Zaragoza registró un déficit de casi 68.000 euros en el ejercicio de 2018

Casi el 40% de los ingresos provienen de las aportaciones de los fieles

La Archidiócesis de Zaragoza ha publicado hoy su memoria económica del año 2018, que arroja un resultado negativo de 67.721 euros. Sin embargo, desde la institución dicen no estar preocupados por estos números, debido a la magnitud de los ingresos y los gastos contabilizados, que ascienden por encima de los 20 millones de euros: 20.713.953 euros en el caso de los ingresos y 20.781.674 en los gastos.

A pesar de que es el primer año de los tres últimos que se cierra con un balance negativo, el ecónomo de la archidiócesis, Jaime Sanaú, ha asegurado que “tampoco me parece una cifra relevante porque estamos hablando de un presupuesto de más de 20 millones de euros”, a la par que ha explicado que “esto no es una institución con ánimo de lucro y lo que intentamos es mantener una ortodoxia, equilibrar ingresos y gastos, pero este año no ha podido ser”.

Casi el 40% de los ingresos provienen de las aportaciones de los fieles –más de 8 millones de euros-, seguido de otras fuentes de financiación como el Fondo Común Interdiocesano, los ingresos de patrimonio y otras actividades y otros ingresos corrientes, cuya aportación total suponen casi trece millones de euros con unos porcentajes que oscilan entre el 12 y el 23 por ciento. Los ingresos extraordinarios suponen únicamente el 2’2% de la financiación, con 455.157 euros.

En el apartado de los gastos, la conservación de edificios y gastos de funcionamiento acapara más de la mitad del presupuesto, con una cantidad que asciende hasta los 10’4 millones de euros. A estas cifras le siguen la retribución del clero y del personal seglar –que suponen el 21’28 y el 15’71 por ciento respectivamente-, los centros de formación y los gastos extraordinarios, aunque estos dos últimos factores apenas suman el 3’04% del gasto entre los dos.

El 9’7% de los gastos restantes, unos dos millones de euros, corresponden a las acciones pastorales y asistenciales. En este sentido, el director de Comunicación de la diócesis, José Antonio Calvo, ha matizado que esta cifra es menor de lo que cabría esperar porque únicamente contempla las cuentas agregadas de esta entidad, que tiene un código de identificación fiscal distinto al de otras asociaciones como Cáritas o Manos Unidas, aunque “el ADN sea el mismo”, ha explicado.

El domingo se celebra el día de la Iglesia Diocesana

El próximo domingo tendrá lugar el Día de la Iglesia Diocesana, en el que se realizará una colecta imperada en todas las parroquias y templos abiertos al culto y que se destina directamente a financiar la diócesis.

Desde la institución se reconoce que los sacerdotes son “muy mayores” y que el número se enmarca en una tendencia que actualmente es “a la baja”. Sin embargo, se respaldan en que la tendencia demográfica también lo es, lo que tiene una incidencia directa en el número de personas que se suman al sacerdocio.

De igual manera, también existe una tendencia negativa en las cifras de personas que reciben algún sacramento, puesto que esta tendencia demográfica también “se nota en bautizos, comuniones y bodas”. Sin embargo, Calvo ha celebrado que, gracias a las redes sociales, la institución tiene constancia de que hay jóvenes en los pueblos que sí reciben estos sacramentos: “Es una alegría que haya niños que se sigan bautizando y perteneciendo a la Iglesia católica”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Stop Accidentes homenajea a las 85 víctimas de tráfico que registró Aragón en 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies