Los amigos de Lanza corroboran su versión de los hechos en el segundo día de juicio

Lanza durante la segunda sesión del juicio por el crimen de los tirantes

El chico y las dos chicas que acompañaban a Rodrigo Lanza la noche del 8 de diciembre de 2017 cuando el supuesto agresor, Rodrigo Lanza, acabó con la vida de Víctor Laínez, han corroborado su versión de los hechos. Una versión en la que no vieron tirantes y uno de ellos, el chico, asegura que vio una navaja en la mano de Laínez. Las chicas no la vieron pero sí han asegurado oír como avisaban a Lanza de que tuviera cuidado con ella.

Uno de los Policías Nacionales que acudieron al bar Tocadiscos aquella noche ha declarado que Víctor Laínez llevaba unos tirantes que, además, le resultaron “muy llamativos”. Un testimonio que ha compartido su compañera que, ha asegurado, “se veían claramente” así como por otros cuatro clientes del local.

La inspectora Jefe de la brigada de información que también ha declarado fue la encargada de comunicar a Lanza que se presentara en comisaría. Durante la declaración ha asegurado que “dos testigos dijeron que vieron los tirantes pero yo no los vi”.

La inspectora ha relatado como a uno de los testigos “le pareció que podía haber ido por detrás con un objeto contundente pero no dijo que lo viera”. “Saque la conclusión de que había fallecido por un golpe con un objeto contundente porque fue lo que me transmitió el forense”. Uno de los Policías Nacionales que llegó al bar fue el encargado de realizar una requisa del bar afirmando que “no vio ningún arma ni objeto contundente”. “No se halló ningún objeto contundente ni ninguna navaja”, ha declarado por teléfono otra Policía Nacional.

El amigo con el que Rodrigo Lanza salió de fiesta aquella noche ha asegurado que no vio los tirantes pero sí se dio cuenta, ha dicho, “que llevaba en la mano una navaja”. Por eso, ha asegurado, le avisó “más de una vez” que tuviera cuidado. También ha declarado que vio como Víctor Laínez usaba el teléfono y que comentaron que “igual estaba avisando a alguien después de la conversación que había tenido con Rodrigo Lanza”. El testigo también ha declarado que cree que Lanza “estaba fuera de sí”.

Una de las dos chicas que también acompañaba a Lanza durante aquella noche ha sido la quinta en tomar declaración. Ella ha declarado que desde donde estaba “no podía ver lo que estaba pasando dentro. Solo veía la espalda de mi amigo y escuché gritos y que había un arma blanca. Todo fue muy rápido, Rodrigo sale y lanza sus cosas y vuelve a entrar al bar y ya no veo nada”. Versión que ha compartido la otra chica que ha asegurado oír que el otro amigo dijo que “había visto una navaja”.

El dueño del bar Tocadiscos ha asegurado que Víctor Laínez levaba unos tirantes que “en el primer momento no los vi pero cuando se quitó la chaqueta me di cuenta”. También ha asegurado que el golpe “fue con algo, eso está claro, porque cuando se lo dio vi a Víctor caer, pero no vi ningún objeto contundente”.

Un primer cliente del bar testigo de los hechos ha declarado ver cómo Rodrigo le pegaba a Víctor pero “pasó” del tema. “No me fijé si llevaba navaja pero sí vi los tirantes que se le veían un poco por la parte de debajo de la tripa y cuando estaba tumbado en el suelo se vieron claramente”, ha dicho. Tirantes que también vieron otros tres clientes del bar, uno de ellos ha asegurado que vio “la patada en la cabeza”. “Estábamos tomándonos una cerveza y vi cómo Lanza le agarraba por la espalda y le dio a Laínez ”, ha declarado otro cliente.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies