Aragón invertirá 4,8 millones en limpiar emplazamientos contaminados por lindano

Desde el año 2004 se están localizando y bombeando neumáticamente residuos líquidos en el barranco de Bailín. Foto: StopLindano

El Consejo de Gobierno ha autorizado la tramitación de dos contratos para el seguimiento hidrogeológico de Sardas y de Bailín de 2020 a 2022. Estos seguimientos permiten descontaminar los acuíferos, contener la pluma de contaminación y el mantenimiento de las infraestructuras necesarias. De esta forma, el Gobierno de Aragón invertirá 4,8 millones de euros en descontaminar y aumentar la seguridad en los emplazamientos contaminados por lindano.

Durante los años de funcionamiento de la antigua Inquinosa, se vertieron residuos líquidos en los dos emplazamientos. Estos residuos son más densos que el agua y tienen una gran capacidad de contaminar. La principal misión en los dos vertederos es la localización, bombeo y eliminación de estos residuos líquidos. La evolución de los trabajos está estrechamente relacionada con las características del subsuelo de los emplazamientos.

En el barranco de Bailín, el subsuelo del antiguo vertedero es de roca maciza pero un 10% de la superficie lo ocupan estratos verticales con presencia de grietas de hasta 40 metros de profundidad. Los residuos densos se introdujeron en estas grietas de 2 a 3 milímetros de ancho y se acumularon en profundidad por debajo del agua subterránea. Desde el año 2004 se están localizando y bombeando neumáticamente estos residuos líquidos, un trabajo prácticamente terminado. Ahora quedan los residuos líquidos adheridos a las paredes de las grietas y en zonas mal comunicadas, para disminuir esta fase densa adherida, dentro de los seguimientos hidrológicos a licitar, se utilizarán diversas técnicas de lavado y movilización.

En esta zona se aplicarán diversas técnicas como la aplicación de oxidantes que degradan los contaminantes, mediante la inyección en las grietas de sosa para provocar una hidrólisis alcalina, que degradará los contaminantes a otros compuestos memos contaminantes y volátiles. Cuando se extraigan aguas muy contaminadas se emplearán técnicas similares en una pequeña instalación construida en el vertedero que permitirán que las aguas puedan introducirse en la depuradora de Bailín, con parámetros ordinarios.

También se realizarán nuevos sondeos para aumentar el conocimiento sobre la conexión de las grietas existentes y su volumen. Esto se consigue con el uso de trazadores biodegradables y su seguimiento analítico. En este emplazamiento hay unos 200 sondeos de los cuales 23 están equipados para la toma de datos en continuo de nivel, temperatura y conductividad eléctrica. Dentro de los trabajos a contratar también está la alimentación de un modelo conceptual y matemático que permite simular el nivel del agua en las grietas y optimizar la cantidad de agua a bombear.

Además, se iniciarán los trabajos de investigación para valorar la posibilidad de incrementar la actividad microbiológica de las bacterias ya identificadas en las aguas subterráneas, o de cultivar y aportar bacterias de otros terrenos de Bailín, Inquinosa o de Sardas. En el vertedero de Sardas, el subsuelo está compuesto por margas alteradas y niveles de gravas y limos. El contexto geológico es muy complejo debido a las múltiples y sucesivas modificaciones antrópicas como relleno de un barranco con residuos, el cruce de la carretera N-330 y la alteración del nivel freático por la explotación del embalse hidroeléctrico.

El objetivo fundamental del contrato en tramitación es la detección, extracción, decantación de los residuos líquidos densos para su posterior eliminación. Para ello, se utilizarán técnicas para mejorar los rendimientos de extracción mediante el uso de jabones industriales (tensoactivos) que facilitan el bombeo de residuos densos. También se van a bordar los ensayos de tratamiento de contaminantes en medios de baja permeabilidad mediante innovadoras técnicas de electrorremediación.

Está previsto perforar 43 nuevos sondeos para aumentar el conocimiento del subsuelo, ensayar el uso de la depuración biológica en sondeos. Esto se consigue mediante la mejora de las condiciones de los microorganismos existentes con la aportación de oxígeno y nutrientes o mediante la siembra de microorganismos de la zona. Además, se pretende probar otras técnicas de oxidación y aireación que permitan abordar una pantalla activa entre el vertedero y el embalse.

Además, se incluye el mantenimiento y explotación de los más de 85 sondeos operativos 10 de los cuales están ocupados con bomba neumáticas y sondas que proporcionan datos en continuo. Con toda esta información se alimenta un modelo matemático de predicción de los niveles en las distintas partes del vertedero.

Los trabajos que comprenden estos seguimientos hidrogeológicos, junto con la impermeabilización superficial del vertedero de Sardas a principios de los 90 y el traslado del antiguo vertedero de Bailín a la nueva celda de seguridad en 2014, es lo que permite que el agua del rio Gállego este dentro de los límites de potabilidad. Estos contratos están cofinanciados al 50% con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de Aragón 2014-2020. Construyendo Europa desde Aragón.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Detectada una estafa telefónica en Barbastro relacionada con la electricidad, gas y seguros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies