Carmen Rouco Laliena / Concejal de VOX en el Ayuntamiento de Zaragoza

VOX y el sistema VioGen

Carmen Rouco Laliena

VOX no apoyó el día 31 de octubre en el Pleno del Ayuntamiento la incorporación de la Policía Local de Zaragoza al Sistema VioGen, lo que abona una lectura simplista y desinformada de la cuestión, dando por supuesto que VOX no está comprometido contra la violencia de género o que se comporta de manera irresponsable o, peor aún, insensible ante el problema. Y nada más lejos de la realidad. Ningún otro partido ha propuesto como VOX el endurecimiento de las penas para los delitos sexuales o un mayor rigor frente a los permisos penitenciarios de personas con conductas psicopáticas obviamente no rehabilitadas. Nunca nadie habrá leído que VOX pretenda la supresión o relajamiento de los protocolos de protección de las mujeres amenazadas o maltratadas, sino, antes al contrario, su ampliación a otros colectivos vulnerables como niños y ancianos. Y finalmente, quiero recordar la postura de VOX frente a la delegación iraní en su visita al Congreso de los Diputados en defensa de la dignidad de la mujer.

Quiero recordar también que fue precisamente el PSOE en 1995, siendo presidente del Gobierno Felipe González y ministro de Justicia e Interior Juan Alberto Belloch, cuando se estableció una nueva tipificación de los delitos sexuales, más allá de la violación, como los abusos o la agresión sexual que acabó condicionando la gravedad de los delitos y, en consecuencia, las penas.

Cuando se habla de VioGen en este contexto no se está hablando de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género sino del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGen), es decir de una red de información que permite el seguimiento y protección de forma rápida, integral y efectiva de las mujeres maltratadas y de sus hijos. Nadie pone en duda la necesidad de este sistema de protección y su utilidad. VOX, desde luego, no.

Pero esa es una competencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que ya están desarrollando de forma efectiva, al menos en Aragón, la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y no hay evidencias que permitan suponer que no puedan atender esta competencia, ni sabemos que se haya producido ninguna solicitad de ayuda por parte de la Delegación del Gobierno por insuficiencia de medios. Así pues, el servicio de protección de mujeres maltratadas o amenazadas se está prestando de forma satisfactoria por quien debe prestarlo. No es necesario incorporar a la Policía Local de Zaragoza a este servicio. Es más, si lo fuera, nosotros seríamos los primeros en pedirlo. Pero no lo es.

Que ahora el Ayuntamiento se ofrezca a incorporar a la Policía Local a este sistema no obedece por tanto a una necesidad objetiva, sino al deseo del resto de los grupos políticos de aparecer en una foto que evidencie su compromiso contra la violencia de género; una foto que a los ciudadanos de Zaragoza nos va a salir muy cara y que no es necesaria. Pero quieren hacérsela, necesitan hacérsela. Insisto, el sistema de protección está perfectamente cubierto por la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Incorporar una nueva administración pública al ejercicio de esta competencia no sólo no va a suponer ninguna ventaja, puesto que, insisto de nuevo, el sistema está adecuadamente dotado de personal y medios, sino que añade más gasto y nuevas dificultades de coordinación interadministrativa, como ya se comprueba diariamente con todas las demás competencias compartidas que ejerce el Ayuntamiento y donde se solapa con otras administraciones. Pero lo más curioso es que en la misma moción en la que se pedía la incorporación de la Policía Local a VioGen se reconocía su insuficiencia de medios para atender las funciones que ahora mismo ya tiene encomendadas: tráfico, UAPO, guardería rural… No conviene ignorar que la plantilla cuenta ahora con trescientos agentes menos que en su época de mayor dotación, durante la Expo. ¿Qué servicios habrá que abandonar para asumir esta nueva competencia que ya está siendo ejercida perfectamente por otros cuerpos policiales?

Pero el resto de los partidos querían hacerse la foto. Una foto innecesaria y muy cara. Lo suyo no es compromiso contra la violencia de género: es postureo y propaganda.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Carmen Rouco Laliena
El caso Lanza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies