El Casademont Zaragoza quiere estirar su buena racha en el estreno europeo en casa

En la ida, los zaragozanos se impusieron al Besiktas en la pista de los turcos. Foto: BCL

El Casademont Zaragoza recibe este miércoles al Falco KC Szomabthely, líder indiscutible de la liga de baloncesto húngara con pleno de victorias. Sin embargo, lo más importante es que la competición europea, la Basketball Champions League, vuelve al pabellón Príncipe Felipe. “Zaragoza is back. Zaragoza ha vuelto”, anunciaba ya el club en su campaña de abonados.

Habrá que ver cómo se desenvolverá el conjunto zaragozano ante su afición. Suma una victoria y una derrota, frente al Besiktas y el Bonn, respectivamente. El triunfo en Turquía está lleno de mérito, ante uno de los equipos punteros de la competición. Queda demostrado que el equipo de la capital aragonesa pueda vencer a cualquiera.

Sergio Lamúa, segundo entrenador del Casademont Zaragoza, ha valorado el enfrentamiento de este miércoles. Es fundamental “obtener victorias” en casa para “asegurarse la clasificación a la siguiente ronda” en un grupo “igualado y comeptido”. Además, el equipo viene de obtener una victoria histórica ante el Barcelona, por lo que recibe a los húngaros con la moral por las nubes.

El Szombathely es un equipo logrado, que saca partido de sus virtudes y disimula sus defectos. “Tendrán cuatro o cinco americanos, y les da una capacidad atlética y de juego superior. También tienen jugadores lituanos que irán a defender a muerte a su equipo por el sentimiento de país que tienen. Es importante que no entren en el juego”, ha considerado Lamúa.

Para hacerles frente, también ha reconocido que es “más sencillo y agradable construir desde la victoria”. “Debemos tener cuidado porque cuentan con gente polivalente, pero nosotros tenemos más altura, más kilos y mejor juego interior”, ha detallado de su equipo. Será un enfrentamiento de tú a tú, competido al máximo.

Los jugadores tienen “una ilusión y unas ganas especiales” para jugar un partido que puede medir lo que quiere ser el Casademont Zaragoza. El encuentro llega en un buen momento, con la plantilla en un buen estado de forma. El pasado domingo, Fisac tenía lesionados a Seibutis y San Miguel. Justiz se encontraba tocado, pero pudo disputar algo más de ocho minutos del encuentro frente al Barcelona. Excepto el primero, descartado por completo, el número de minutos los marcarán los tiempos de recuperación.

Como viene siendo habitual en la dinámica del conjunto zaragozano, la afición desempeñará un papel fundamental. La hinchada está eufórica, pero se merecen esa ilusión de un comienzo fantástico de campeonato. El Principe Felipe recibe de nuevo competición europea y los seguidores del baloncesto no quieren despertar del sueño internacional.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies