PP-Cs trabaja en subsanar las deficiencias del informe, mientras Rivarés defiende su gestión

Navarro ha convocado la sesión urgente tras la Comisión extraordinaria celebrada a las 9.00 horas

La consejera municipal de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, ha convocado una Comisión extraordinaria y urgente este mismo lunes para debatir el informe de la Cámara de Cuentas sobre la fiscalización del Ayuntamiento de Zaragoza durante los años 2016 y 2017. El documento, ha lamentado, desvela “la nefasta gestión económica que Zaragoza en Común hizo durante su gobierno”. Asegura que Partido Popular y Ciudadanos ya trabajan en subsanar “muchas de esas deficiencias”. Por su parte, los anteriores responsables del ejecutivo local, ahora desde la oposición, han defendido su gestión.

“Este es un debate más allá del debate político, porque son cifras económicas de un organismo independiente”, ha subrayado Navarro. La consejera asegura que muchas de las “deficiencias de gestión” del informe de la cámara coinciden con las conclusiones de la auditoría financiera que encargó PP-Cs. Eso sí, hay criterios contables de la Cámara de Cuentas con los que reconoce no estar de acuerdo, sobre todo en lo que a imputación de la deuda se refiere. “Si los cumpliéramos con su rigurosidad, tendríamos que echar la persiana del Ayuntamiento”, ha admitido la responsable municipal, si bien también ha destacado que durante los últimos años se ha hecho “políticas de humo, de muchos gestos y muy poca gestión”.

Entre las conclusiones más destacadas a las que ha hecho referencia Navarro se encuentra el hecho de que el Ayuntamiento no cuenta con un inventario municipal, que las participaciones del Consistorio en sociedades están infradotadas con más de doce millones en 2017 y casi ocho millones en 2016. También establece que hay infradotaciones en las provisiones, 2,3 millones de euros de deuda con Ecociudad, que hay “deficiencias” en reconocimientos y convalidaciones de crédito. Este informe, dice Navarro, pone de manifiesto “la nefasta gestión económica”. Por eso, considera que ahora “hay que mirar al futuro con datos objetivos para poder superar en estos cuatro años las deficiencias para organizar todo lo que tenemos”.

En la misma línea se ha pronunciado la consejera municipal de Economía, Carmen Herrarte, quien ha subrayado del informe que hay un tercio de los contratos menores adjudicados “a dedo”, ha criticado. “Dedazo, más dedazo” y “desastre de gestión” porque “no ha habido prioridad política para gestionar los ingresos” y hay 125 millones de euros de deudas incobrables, ha resumido Herrarte. Un “desastre de gestión”, ha dicho, propio de quien considera que el dinero público “no es de nadie y no sufre”. Pero ante ello, asegura que el Gobierno PP-Cs tiene “el antídoto”.

También para el portavoz municipal de Vox, Julio Calvo, este es un informe “demoledor” sobre la gestión de ZeC. El edil asegura que el responsable de firmar el informe de la Cámara tiene “un reconocido prestigio” en el ámbito tratado y por ello no le cabe duda de su fiabilidad, como sí ha dudado de la capacidad del anterior responsable de Economía, Fernando Rivarés. Para Calvo, el problema de fondo es “la insuficiencia de medios para atender todos los servicios” y para ello, mantiene su apuesta por “simplificar estructuras para ajustar las competencias con el Gobierno de Aragón”.

ZeC Y Podemos-Equo defienden su gestión y el PSOE le pide a Navarro “responsabilidad”

El antes consejero de Economía y ahora portavoz de Zaragoza en Común desde la oposición, Fernando Rivarés, ha defendido su gestión y ha acusado a Navarro de utilizar “un discurso vacío” para “tapar su incapacidad”. Para el edil, “la obligación de los concejales es creer a los servicios municipales y a los responsables de presentar las alegaciones del informe”. “Este mal informe”, ha dicho Rivarés, está “lleno de contradicciones” porque, entre otros asuntos, se olvidan de la renegociación de la deuda con Zaragoza Alta Velocidad, o se entiende que el Ayuntamiento aún sigue teniendo parte de Plaza. “Deje las tijeras, y póngase a estudiar”, le ha reprochado Rivarés a Navarro.

Por su parte, el concejal de Zaragoza en Común, Alberto Cubero, también miembro del anterior equipo de gobierno, ha lamentado que no comparezcan en esta Comisión los técnicos municipales que presentaron las alegaciones al informe provisional de la Cámara de Cuentas. En este sentido, el edil considera que el gobierno PP-Cs tiene “miedo” a que comparezcan los técnicos “por si dicen la verdad sobre la Hacienda de este Consistorio”. Cubero asegura que los criterios contables con los que funciona la Cámara “no son los mismos con los que funciona el Ayuntamiento”.

El socialista Horacio Royo ha acusado a la consejera de no trasladar a los técnicos la confianza en su trabajo en las ruedas de prensa sobre este tema que ofreció Navarro la semana pasada. Lejos de ello, ha dicho Royo, manifestó ante los medios que “se hacían trampas para mejorar la imagen de la contabilidad municipal” y que “se maquilló la cuenta 413”. Afirmaciones que, según Royo, dijo la consejera “para conseguir un titular propio de una campaña electoral” y eso, ha agregado, “es muy grave” porque maquillar la cuenta 413 “es un delito”. El concejal socialista reconoce que es “evidente” que hubo fallos de gestión por parte de ZeC, pero cree que la consejera debe actuar “con más responsabilidad”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies