Aragón registró durante el año pasado más de 2.500 ictus, de los cuales un 50% eran evitables

El Hospital Clínco contará con una nueva unidad con seis camas

El ictus es la principal causa de muerte entre las mujeres y las que sobreviven tienen más secuelas para su vida cotidiana. En Aragón, el año pasado se produjeron un total de 2.534 ictus, 1.335 en hombres y 1.119 en mujeres aunque la mortalidad fue mayor en ellas. Tratar al paciente en una unidad específica ayuda a disminuir las secuelas y la dependencia en un 30% y la mortalidad puede reducirse hasta en un 20%.

El año pasado fallecieron a causa de un ictus isquémico 122 mujeres y 90 hombres. Una cifra que se iguala cuando se trata de hemorragia cerebral con 66 fallecimientos en mujeres y 65 en hombres. Hasta los 75 años el ictus es más frecuente en los hombres, sin embargo, la tendencia se invierte a partir de esa edad.

“Ellas tienen más secuelas y tienen más dificultad para realizar las actividades cotidianas por lo que tienen peor calidad de vida”, ha explicado la neuróloga Elena Muñoz. “El ictus tiene algunas características especiales en la mujer en gran parte influenciadas por las hormonas sexuales femeninas y el ciclo reproductor”, ha añadido.

Son precisamente esas hormonas sexuales las que tienen un efecto protector que, ha explicado la neuróloga, “queda anulado con el uso de medicamentos anticonceptivos con estrógenos”. “Durante el embarazo se incrementa el riesgo de ictus con respecto a mujeres no embarazadas de la misma edad sobre todo si se da diabetes gestacional o hipertensión arterial”, ha apuntado.

El 90% de los ictus, ha afirmado el jefe de la Unidad de Ictus del Hospital Miguel Servet, Javier Marta, se explica en diez factores de riesgo. “La hipertensión arterial, diabetes, cardiopatías, dislipemia, obesidad abdominal, tabaquismo, sedentarismo, alcohol, factores dietéticos y estrés”, ha enumerado.

El ictus, ha recalcado Javier Marta, es “una enfermedad prevenible”. “En los últimos diez años la mortalidad ha descendido un 40% aunque quedan muchas por hacer en prevención ya que el 50% de los casos son evitables”, ha dicho.

Aragón cuenta desde 2009 con un Plan de Atención al Ictus. “En estos años la mortalidad por ictus isquémico ha descendido un 38% por lo que es fundamental que se siga invirtiendo en algo que da buenos resultados”, ha dicho.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies